Bienvenidos a mi blog

miércoles, 30 de mayo de 2007

El diario de Niko

Día 23 de la Navidad. Doce de la mañana.
Estoy muy contento porque hoy viene Paparruchas. Paparruchas es el hermano del abuelo y mi tío abuelo preferido y mamá dice que no puede ser mi tío abuelo preferido porque no tengo más tíos abuelos y lo que pasa es que está celosa porque Paparruchas también es el tío abuelo preferido de mi hermana y la doy un beso para que se le pasen los celitos y le digo que es mi mamí preferida y me abraza y dice que yo soy su hiperactivo preferido. Llaman al timbre.

Día 23 de la Navidad. Doce y cinco de la mañana.
Paparruchas no ha venido aún, claro que como tiene tres patas, camina más despacio. Lo de las tres patas es que no lo entiendo bien porque por más que le miro sólo veo dos y aunque sé porque ya soy mayor que al apoyarse en el bastón anda muy despaciadamente él siempre dice que tiene tres patas. Paparruchas ya no trabaja, antes era misionero pero mamá me dijo en plano secreto que era misógino bueno realamente a mi no me lo dijo, se lo dijo a papá y a mí me vio escuchando a los mayores y me amenazó con la zapatilla si decía algo. Llaman al timbre.

Día 23 de la Navidad. Doce y 10 de la mañana.
Paparruchas tarda. Mamá dice que no sabe como se puede entregar una vida a los demás, a los que no tienen tu sangre, ayudar siempre a cualquiera y olvidarte de ti. Eso es que tampoco lo entiendo muy bien, porque los mineros, Paparruchas fue minero ya te lo he dicho antes, no sabía que hicieran todo eso que debe ser mucho y lo que sí entendí es que Paparruchas no se casó por ayudar a los niños que viven en la mina y tienen hambre y luego de viejo mayor volvió de la mina y hoy viene a tomar café por eso me preocupa que tarde tanto. Paparruchas vive en una casa que se llama albergue donde cuida a mucha gente que no tiene familia como él pero Paparruchas si tiene familia y me puse muy triste cuando le pedí que viniera a casa a vivir y dijo que no y por eso el psicólogo de mamá ( que siempre habla conmigo en vez de con ella) le recetó que le invitara esta Navidad. Casi son las doce y veinte si no ha venido dentro de cinco minutos le diré a mamá que llame a la policía.

Día de la Noche buena. No sé que hora es porque le he dado mi reloj a un niño que no tenía.
Paparruchas me dijo que cogiera mis juguetes que ya no juegan conmigo y los metiera en una caja y mamá también metió ropa y comida y fuimos a unas casas de madera con niños descalzos y que no les pueden traer nada los Reyes Magos porque no tienen zapatos y se lo dimos todo y luego fuimos a la casa de Paparruchas y cantamos muchos villancicos y mi hermana y yo enseñamos a todos a bailar sevillanas y después de dejar la cena preparada para todos vinimos a cenar chachi con nuestra familia y ahora me voy a dorm i r r r

Noche de la Noche buena. No ha salido el sol aún.
Lo sabía lo sabía lo sabía lo sabia......... santa Claus se parece a Paparruchas.


-pag. 162 Fotos de un Adiós-

Huracanes de fuego


Huracanes de fuego
arrasan mis sentidos cuando te veo,
huracanes de fuego
que no sé controlar.

Pirañas de deseo
invaden mis entrañas cuando te tengo,
pirañas de deseo
que no quiero matar.

Naufragios de besos
inundan mis ojos cuando te vas,
naufragios de besos
que no puedo salvar.


-Por la puerta de atrás-

martes, 29 de mayo de 2007

Apaga la luz

El semáforo se puso en rojo.
Mirando a los anónimos transeúntes que cruzan con prisa el paso de cebra el tiempo se escapa lentamente. Hace frío. ‘Unforgettable’ me traspasa las entrañas y subo el volumen del casett queriendo acariciar la melancolía que se esconde detrás de mis pupilas. Doce grados, treinta y cinco años. Juan habla con unos amigos que viajan con nosotros, yo me pierdo en las mareas de Nat King Cole. Apoyo mi cabeza en el cristal de la ventanilla. Un niño mofletudo, pelirrojo y con la cara llena de pecas me saca la lengua desde el coche que hay a nuestro lado. Giro la cabeza huyendo de su alegría de luz. Dos zapatos de negro charol brillante caminan solos por la acera. Punta tacón. Errantes, vagabundos, huérfanos. Una farola se enciende. Los zapatos suben un bordillo. Se paran. Me señalan y vuelvo mis ojos en busca del niño pelirrojo. Está comiendo regaliz y me enseña su lengua negra. Los zapatos me gritan que es a mí. Empiezan a moverse de nuevo y noto el juego de mis tobillos. Punta tacón. Camino difuminada hacia ellos mientras el día se apaga. Nadie los ve. Los zapatos entran con suavidad en mis pies desnudos y taconeo sin prisa por aceras vestidas de nubes. “No es un sueño, me pellizco y duele”. Golondrinas que emprenden el viaje lejos del invierno me saludan con sus maletas al pasar a mi lado. “¡ Estoy andando!”. Hago gestos exagerados para llamar la atención del niño mofletudo, pero él está embelesado chupando su regaliz. Punta tacón. “Siento galopar la sangre por mis piernas sin paso, había olvidado lo maravilloso que es caminar”. Un claxon suena. La gente se detiene. Los zapatos comienzan a apretar, me trituran los pies. Cole alarga su mano desde un coche que espera el cambio de color del semáforo. Me la ofrece. La tomo y el albor de la noche en clave de jazz besa mis dedos. Avanzo con ella. Punta tacón. La mano tira de mí mientras se oyen los últimos sones de su canción. Pierdo los zapatos, pero no me siento descalza ni miro atrás para buscarlos. Me acomodo en el asiento y observo con placer mis gastadas botas camperas. Alzo la cabeza retando con los ojos a un mundo que no tiene tiempo para sentir. Verde. Noto que se me ensancha el pecho. Sonrío y saco la lengua al niño mofletudo, pelirrojo y con la cara llena de pecas del coche de al lado. Juan acelera. Suenan los primeros compases de ‘Till the end of the years’. Tarareando la canción me adentro en la noche.

-pag. 214 Fotos de un Adiós-

Quiero dormir en la luna


Quiero dormir en la luna
sentir sus caricias,
danzar entre sombras
amar infinitos.

Quiero engendrar las estrellas
soñar poesía,
girar entre versos
y no sentir dolor...
porque me hace daño tu ausencia,
pero más daño me hace tu amor.

lunes, 28 de mayo de 2007

El sabio...

...no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho. Willian Shakespeare.
.

Yo no soy ningún sabio, pero tampoco una cría.La experiencia es valiosa, el pasado la escuela, y el cambio de alcalde de mi ciudad Maravilloso.

Soy Apolítica a pesar de haberme criado en cuarteles, o quizás por eso. Pero sé distinguir. No me gustan los alcaldes, pero a ellos les pagan por ser eso mismo: Alcaldes. Poner buena cara siempre, estar siempre, ser hipócrita sin que se note... Lo malo es topar con un alcalde que además es un chulo de mierda. Pues ya está, se fue. Bye. Toda la mañana rodeada de buenas caras se contagia, lo demás depende sólo de mí, como siempre.

¡A trabajar!

sábado, 26 de mayo de 2007

El club de los poetas muertos

*Coged las rosas mientras podáis,
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.

*El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante. Lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida.


*Me fui a los bosques porque quería vivir sin prisas. Quería vivir intensamente y sacarle todo el jugo a la vida, para no descubrir en el momento de mi muerte que no había vivido.


*No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...). Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería... son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos.

*Carpe diem.

Sábado de Cine

viernes, 25 de mayo de 2007

Sigue Vivo

Cuando tardas tantos años como yo tardé en escribir mi primer libro Fotos de un Adiós, cuando por fin logras publicar -que no autopublicar, ni co-publicar- vuelves a creer en la vida, en el ser humano.
Pero una buena campaña de marketing -o tan sólo algo de promoción- y una editorial competente te pueden subir muy arriba, o una editorial menos o nada competente, te puede hundir.

María Narro es demasiado mujer y no se deja hundir como ser humano, tampoco como escritora, sin tener idea de informática ha creado ella sola 'Shakespeare y yo' y está terminando un nuevo libro de poesía.

Pero no por ello se ha olvidado de su primer hijo como le aconsejó su editor a través de su mejor amigo: "María ha tenido una suerte loca al publicar el Club Siglo Futuro su libro, ahora tiene que trabajar en proyectos futuros..."

Lo de la suerte lo sabía.

No he abandonado Fotos de un Adiós, es mi hijo, sólo tiene cinco meses y lo han minusvalorado desde que nació, la editorial nunca lo trató como a los demás libros.

Si te da vergüenza que se sepa que no pasó por un corrector -sólo se me escapan dos acentos y un cálculo matemático- y por eso no lo has sacado de Guadalajara, amén de ahorrarte los gastos de distribución, lo siento.

¿Pero sabes?

Soy muy fuerte y mi libro más, no está muerto, no lo has matado. Me da igual que sigas diciendo que la primera edición no se ha acabado -NADIE sabe de cuántos ejemplares constaba esa edición, nosotros vendimos unos 100, más los que regaló el Club y los muchos que ha vendido Cobos-, hay dos ALGUIENES interesados en vender MI libro y hace un rato supe que Cocemfe quiere comprar una edición.

Ya no estoy sola ni aceptaré nada que no sea por escrito. Seguro que cuando decidas bajarte del burro y escribirme me dirás: me alegro, María.
Y te contestaré: más me alegro yo de haberte conocido, Nostrum, me enseñaste a perder antes de empezar.

Preparando vacaciones

Todavía no, en principio la segunda quincena de Agosto, pero hay que hacerlo con tiempo. Aunque vamos a repetir las vacaciones organizadas por COCEMFE, debo ir informada.

Playa, claro, los beneficios de la brisa marina son increíbles.

Dos destinos por elegir: Los Cristianos (Tf) o Torrevieja. Hemos decidido quedarnos en la península, son más días.

Investiga el hotel, ya. Peligro: tiene internet.

ya, que no te cuenten lo que quieran.

Éste año necesito más vacaciones que nunca. Sobresaltos, emociones, se reconoce mi trabajo -aunque dudo que cuenten conmigo para la feria del libro, sería una incongruencia ¿no?-. El gimnasio y la piscina, escribir, llevar el blog.
Jamás sospeché que un blog diera tanto trabajo. Crea y lee a todos tus compañeros con el mismo respeto que quieres para ti.
Se necesita tiempo y ganas, aunque no se puedan visitar todos el mismo día. Me parece una falta de educación tremenda ir por los blogs recolectando visitas con el mismo comentario -copio y pego- para todos. Y quizás ni te leen.
Bueno... allá cada cual, yo ya tengo mis prefes: los recomiendo por ahí abajo aunque faltan.

Vacaciones a la vuelta de la esquina ;) y dos semanas de Julio entre ovejas jajajajaj
Y tú ¿te iras?

jueves, 24 de mayo de 2007

Como dos niños

.
.
Como dos niños en el umbral de la felicidad

sin atrevernos

a entrar,


sin podernos separar,


buscando el juguete de la ilusión,


esquivando las ganas de llorar.
.
.


.
.
.


Como dos niños ante un mundo por descubrir,


una pasión por compartir


un sueño por vivir,


como dos niños ante el arroyo de la verdad


hoy...



hoy te quiero mucho más.


miércoles, 23 de mayo de 2007

Tormenta

















.

Tormenta que arrecia los sueños
llena los recodos,
esconde los vacíos,
tormenta que devuelve la vida
el brillo a la mirada,
la esperanza a los colores…
¿quién eres?
.
.
Es el amor que pasa, dijo el poeta,
la luz en las tinieblas
la esperanza de unos versos.
.
.

Tormenta que apuesta al arco iris,
mientras baila con el viento,
no temer equivocarse
al cruzarse en tu camino…
¿quién eres?
¿qué quieres?
.
.
Es el amor que pasa, dijo el poeta,
quiere abrazarte,
apunto en mis letras.

Shakespeare dijo:

"es amor bien pobre el que puede evaluarse",

pero yo pienso que no es pobre, tan solo no es amor.

Porque el amor es algo más, mucho más...

martes, 22 de mayo de 2007

Un Quijote sobre ruedas

.
-No desfallezcáis, mi señor don Quijote, mirad que los caminos están llenos de sueños robados y presto ha de liberarlos.
-Dices bien, amigo Sancho, que no es menester de un caballero andante quejarse por luchar contra gigantes que prohíben integraciones y mismas oportunidades, ni aun cuando lo haga desde una silla con ruedas. En verdad te digo que el Sabio “Festino” hace la senda difícil, llena de cobardes desilusiones convertidas en peldaños y viles promesas incumplidas disfrazadas de mentiras, ¡mas, ea! prepárame la armadura que he de entrar de nuevo en batalla.
-Mire vuestra merced, que hoy puede ser el día en el que alguien quisiera caminar con sus zapatos un rato...
-Bien parece que no estás cursado en esto de la aventura del vivir -dijo Esteban hablando de nuevo al espejo-. Algunos, quizás yo, nos sentimos hastiados de Estar cuando en verdad queremos Ser. Como loco voy por esos mundos tras una accesibilidad que el Sabio “Festino” ha convertido en utopía, mas todos caminan ya con orejeras cuán rocín bajo tus posaderas, y a nadie le importa lo que le ocurra al otro. La vida camina deprisa, y aunque me canso y tropiezo más de lo que me gustaría en la desazón, amigo Sancho, sigo luchando porque la vida es la batalla más hermosa que pueda existir. Y he de ganar por absurdas e iguales que sean siempre esas batallas, y si no ganar, por lo menos Vivir.
-¡Cobarde de mí! Perdóneme vuestra merced, pensaba que seguía a un loco.
-Quién sabe si no es así, hermano. Quién sabe si alguna vez lograré vivir sin tener que vestir la realidad con los mejores calzones de la locura para que se haga soportable.
-Complacido me quedaría yo sin ínsula, mi señor don Quijote, si el Sabio “Festino” tuviera a bien quitar pedruscos de su camino.
-No te preocupes, amigo Sancho, y recuerda que no es menester de caballeros andantes quejarse ni aun cuando lleven ruedas. ¡Más ea! olvidemos ésta plática y empieza a dar brillo a esa armadura.

domingo, 20 de mayo de 2007

Margaritas

.
.
Margaritas de las flores
de las nubes,
margaritas de colores
decirme:
me quiere, no me quiere
me quiere, no me quiere,


Pensando en tu sonrisa
hablando con tus besos,
paseando entre tus sueños,
me quiere, no me quiere
me quiere.


Margaritas de la noche
de la vida,
margaritas desde el cielo
decirle:
te quiero, no te quiero.


Acariciando mis anhelos,
despertando mi sonrisa
paseando entre mis dedos,
te quiero.

-Por la puerta de atrás-

sábado, 19 de mayo de 2007

Carmen

.
.

*Dicen que la andaluza, para ser hermosa, debe tener tener 3 cosas negras: las pestañas, las cejas y el pelo; 3 cosas blancas: la tez, los dientes y las manos; y 3 cosas rosas: los labios, las uñas y los pezones... Y ella lo tenía todo...

.
*El primer hombre que comparó a la mujer con una flor, era un poeta. El segundo, un imbécil

*No daba un sólo paso que no condujera al abismo..

*Bésame, y tal vez vuelva a quererte un poquito...

*Dicen que las mujeres y los gatos nunca vienen cuando se les llama, pero acuden sin falta en cuanto no se les hace caso


*¿Alguna vez te han comido el corazón a mordiscos?





Sábado de Cine.

viernes, 18 de mayo de 2007

mi Volcán (Tenerife)

-Dentro de una hora tenéis que estar allí, debajo del reloj -nos dijeron cuando acabamos de facturar las maletas y vieron mi silla de ruedas.
Fuimos a desayunar; eran las nueve de la mañana de un largo día de verano. La alegría que me embarga cada vez que deambulamos por los pasillos y cafetería antes de coger un avión es tanta, que es un imposible describir.

Aquel año las vacaciones serían más especiales que nunca, rodeados de amigos, en Tenerife.
La noche anterior no había podido dormir nada. Miraba a la pista mientras mordisqueaba una caña rellena de crema. Le contaba a Juan que el poeta francés André Breton había calificado a Tenerife de isla surrealista, por su diversidad de clima, el contraste de paisaje... Isla surrealista, sonaba bien. Acabamos un segundo café y nos dirigimos al lugar donde nos recogerían para embarcar, debajo del reloj.

El aeropuerto de Barajas durante el verano se queda pequeño, pero yo no veía a nadie, a nadie al menos que viniera a buscarnos. Hacía diez minutos que se había cumplido la hora, tal vez nos hubiéramos equivocado y tuviéramos que esperar en otro sitio. Juan fue al mostrador a preguntar, en ese momento vi a un señor vestido con un mono blanco que se acercaba mirando la hora.
Cuando estuvo a mi lado, me preguntó:
-¿ Es usted la que va a Tenerife Norte?
Asentí.
-Me enseña los billetes, por favor.
Cuando los hubo mirado empezó a guiar mi silla.
-Falta mi marido, espere un momento...
-No tenemos tiempo...
-¡ Y a mí qué! ¡ Juan! ¡ Juan! ¡ Qué nos vamos!

Cuando Juan nos alcanzó el hombre del mono blanco empezó a contarle lo mal que iba de tiempo esa mañana. Casi corríamos los tres, yo sobre ruedas pero contagiada del temprano estrés de aquel empleado del aeropuerto.
Avanzamos por largos pasillos, tomamos un ascensor panorámico, otro normal y salimos a la pista. Montamos en una furgoneta adaptada y nos condujeron a pie del avión. Mientras dos azafatas miraban los billetes, los compañeros del hombre de mono blanco sacaron la silla con la que me suben las escaleras -muy estrecha y con el respaldo altísimo-. La mía la metieron con el equipaje al mismo tiempo que me preguntaba dónde coño montaran a las personas que van en silla y están gordas. –Sillas tan ridículamente estrechas para que quepan por los liliputienses pasillos-.
Olvidé mis pensamientos, ya que todos juntos ocuparíamos más, y me ayudaron a cambiarme de silla.
Subimos con prisa al avión.
Cuando estuve colocada en mi asiento, el aparato se empezó a llenar de gente. Cogimos un periódico y nos abrochamos el cinturón, la azafata iba cerrando los maleteros. Enseguida, todas uniformadas, empezaron a hacer la mímica de siempre extendiendo y doblando los brazos, hablan por un altavoz pero como no entiendo lo que dicen, me imagino lo que quiero:
“En caso de accidente extiendan sus alas y prueben a volar, si ven que no pueden junten sus manos y recen. Encomiéndense. Sobre sus cabezas está el cielo, debajo de su asiento el infierno, a la derecha la ventanilla, a través de ella contemplaran el País de las maravillas. Que tengan un buen viaje ”.
Luego lo dicen en Inglés, pero traducido vendría a decir lo mismo.
-Parece que vamos con prisa -dijo Juan apretándome una mano antes de despegar.

Volando hacia nuestras vacaciones leía un articulo que hablaba sobre la curiosidad cuando el sueño y el cansancio me empezaron a vencer. Cerré el periódico y apoyé la cabeza en el respaldo del asiento mientras miraba por la ventanilla.
Las nubes, algodón, nubes de colores, saltando a la pata coja, de una a otra, de una a otra, y otra... ¡ me caigo!. ¡ Me caigo y extiendo mis alas y no puedo volar!. Azafata deme un paraidas...
... Pero no hizo falta, mi ropa se empezó a inflar y amortiguó una caída que nunca llegaba. Un pájaro que encontré mientras caía me preguntó:
-¿ Dónde vas y por qué eres tan gorda? ¿ No te das cuenta que no vas a caber en la silla?
-Voy a Tenerife pero creo que me he caído del avión, y no soy tan gorda es que la ropa se ha inflado. Oye, pájaro, no te vayas, no me dejes sola en la caída ¿ Eres Dodó? Adiós, buen viaje y no vuelvas a llamarme gorda.

Seguí cayendo hasta que la fortuna me asió de una mano y me dejo suavemente sobre una nube. Una oruga azul se apoyaba en una microscópica cordillera Anaga mientras fumaba.
-¿ Dónde vas y por qué eres tan gorda?-preguntó haciéndome toser al echar el humo por encima del hombro.
-Voy a Tenerife y me he caído del avión y no siempre fui tan gorda, ¡ imbécil!
-Si muerdes este trozo de nube por aquí volverás a ser delgada, si lo comes por allí explotaras en tu gordura.
-Gracias, pero no tengo hambre, lo cogeré para el camino ¿ Cómo puedo volver al avión?

Y la oruga se convirtió en mariposa y salió volando. Comenzó entonces mi peregrinaje por la nube, en su centro se alzaba una cumbre, llegué hasta ella caminando por las cañadas del Teide, pero me cansaba cada vez más. Entonces me acordé de lo que dijo la oruga y mordí el trozo de nube que me haría adelgazar. Adelgacé tanto que, liviana como un fideo recorrí lindas playas, prometedoras calas, vertiginosos acantilados. Estaba cerca de los Gigantes cuando de repente empecé a engordar, engordar, engordar... me inflé tanto que estallé. Estallé y jirones de mi persona envueltos en algodón fueron a parar a la playa de las Teresitas.
Caí dentro de un “guanchinche”.
Allí, se celebraba una fiesta, el no-cumpleaños de un rey guanche -una estatua que había abandonado un momento la plaza de la Candelaria-. Pero a mí la fiesta me importaba un pimiento, mi obsesión era volver al avión para llegar a Tenerife.
Sin aliento y con prisas le pregunté a un camarero que llevaba sombrero y parecía loco:
-¿ Cómo puedo volver al avión?
El del sombrero me contestaba pero yo no le oía porque me difuminaba poco a poco...

-¿ Quieren beber algo?
Juan dejó su periódico encima de mis piernas, pidió una cerveza y me miró.
-¡ Ya he vuelto!
-¿ Qué?
-Un vaso de agua, por favor.
Volví a cerrar los ojos, esta vez sonriendo y... ¡ horror! El sueño no había acabado todavía. No. Porque la sonrisa de la azafata no era de ella, sino del gato de los deseos que no me dijo por donde ir, pero me mando derechita a la playa de las Américas.
Cuando llegué se encendió la luz, estaba en el centro de un casino. Desde una mesa, la reina de corazones me hacía señas. Me acerqué y la sota de bastos se levantó ordenándome que me sentara en su lugar.
-¿ Sabes jugar al tute? -preguntó la reina con cara de póquer.
Y ahí empezó mi mala suerte porque le dije que sí, y cuando le canté las cuarenta, ordenó que me cortaran la cabeza. Y no sólo eso ya que además, no quiso decirme cómo volver al avión y juró que también cortaría la cabeza a mis amigos, a todos, a Carlos, a Ana, a Ale, a Blanca, a Magali...
-May... ¡ May! ¿ Quieres comer?
-¡ A ti, no!
-¿ Quieres comer o sigues durmiendo?
-No, no, no, dormir más no. Mejor como.

Tantas prisas y llegamos con retraso a Los Rodeos, pero allí estaban todos, en su pequeño gran País de las Maravillas. Tenerife. Un volcán anhelado que emana lava de Amistad.

-pag 142 Fotos de un Adiós-

jueves, 17 de mayo de 2007

Ojala...

Ojala la noche se convierta en día,
ojala mil tambores toquen tan extraña melodía
que cientos de cigüeñas revienten su vuelo sobre mí...
ojala.

Hoy llueven rosas bajo el mar,
las sirenas andan sobre las olas
el cielo me aprieta entre sus brazos...
ojala la noche se convierta en día.

Lagunas de besos se esconden en las esquinas,
llantos perdidos entre las flores
sueños prohibidos... quisiera...
ojala pudiera.

Me gustaría decirte tantas cosas,
ojala la noche se convierta en día
ojala las nubes fueran... quisiera...
ojala pudiera.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Las cosas buenas de la vida

((Primero quiero recomendar un blog, Mundos Paralelos http://freddymurphy.blogspot.com/ y el post titulado:Llamenle PADRE, ¡magnifico!))

Hace muchos años tuve que aprender a trabajar por dentro, aprende a quererme. Tuve que aprender a dejar de revolcarme en todo lo malo de mi vida, dejar de considerarme una víctima; estuve a un paso de caer en la auto compasión. Yo, que siempre había huido de ella, me convertía en mi peor enemigo.

Me di cuenta que pese 'a mi gran desgracia' quería ser feliz, intentarlo al menos, pero para ello tenía que olvidarme de eso, 'mi gran desgracia'.


Yo soy yo, y la enfermedad que tengo va conmigo pero no es mi desgracia. Ésta conclusión fue el resultado del mucho tiempo que tardé en aprender a aceptarme, quererme, porque para poder querer a los demás antes me tengo que querer a mi misma.

Recuerdo que hacia listas enumerando las cosas positivas y negativas de mi vida.

Ésta mañana, en el gimnasio, he hecho otra lista de las cosas buenas, es ésta:

-estoy viva y sé luchar

-ellos se lo pierden ;)

-las respuestas del blog me han 'descolocado'

-tengo a mi marido, mis padres, hermanos, mis sobrinos, mi gata..., me tengo a mí.

-me divierto horrores cuando voy a la piscina

-tengo fans desde que salió mi libro

La cabra siempre tira al monte y yo soy payasa de vocación,
poetisa... de corazón.
Inmenso
es tu poder cuando me miras,
inmensos tus ojos
que me hacen soñar.

Inmensas tus manos
que me levantan del suelo,
inmensa
nuestra fe para poder volar.

martes, 15 de mayo de 2007

Hay días malos, y días peores...

no puedo seguir leyéndoos hoy. Muy poca gente de internet, Merce http://filoabpuerto.blogspot.com/ , sabía de mi problema de audición. En fotos de un Adiós hay un capitulo titulado Teniente sin galones, donde trato con delicadeza, humor, e impotencia, el tema.
En mi terrible ingenuidad un día llegué a pensar que cuando saliera mi libro los problemas con mi circulo iban a acabar, ya que explico -¡y recuerdo porque lo saben!- como se han de comportar cuando hay una persona que oye menos. Lamentablemente impedir que la persona que oye menos se aisle no depende sólo de ella, como bien sabe cualquier profesional.
Los problemas han empeorado. No saben leer, o no lo han leído, además de que por aquí impera la ley de: primero yo, luego yo y después yo. Amén del deporte: Problema Tuyo.

Hoy necesito escuchar música y evadirme escribiendo otras vidas. Pasará, es bueno coger el toro por los cuernos.

La poesía central de mi libro acaba así:

Pero allí,
mucho más allá de las palabras,
mucho más allá de los sentidos,
las rosas se alzaban para besar el cielo
y sus tallos traspasaban la luz.

Lee mis labios

soy yo la que lee los labios, pero no tengo la culpa de que me tengan que prestar una atención especial para que no me aisle. Tampoco la tengo de no ser fea, ni de los celos egoístas ni inseguridades de mierda de mis 'amigas'. Es mejor tratarme como si no existiera ¿a quién le importa?

¡¡A MÍ, me importa a mí!!



((Rafa, o Merce, si ponéis por aquí un enlace del blog de Merce o del post y comentarios del Lenguaje de signos, me haríais un gran favor))

Mañana será otro día.

lunes, 14 de mayo de 2007

Eruditos

...Así, tan temprano, un comentario de esa índole me impresionó mucho. Pero no por Minerva sino por lo concerniente a mí. Menos mal que Juan y yo acabábamos de pasar nuestra primera falsa alarma, y aún así, recordando el susto que pasé esos días, que seguro se me notaba en la cara, y que mi madre se pudo dar cuenta, se me quitaron las ganas de comer más galletas.

Minerva era muy libre de embarazarse las veces que quisiera, al menos eso pensaba yo, aunque para los demás pareciese que hubiesen lanzado el primer “penalti” a la luna. Tendría veintitantos años y un trabajo, además de novio, ¿dónde estaba el chisme, el espectáculo para convertirse en la comidilla del barrio? ¿ En que tenía una pierna más corta que la otra? Me dolió reconocer la crueldad de quien habla por hablar, porque no tienen nada mejor que hacer, porque aireando las vidas ajenas dejan en la cuneta las miserias propias. Me dolió, conocer a tanto erudito en indiscreciones, y a otros que, no habiendo estudiado aún bastante, conseguirían una aplaudida cátedra en la materia...

-pag 97, Fotos de un Adiós-

Y desnudo los versos


Desnudando mi soledad
bajo el sol de tu aguacero,
la tarde pasa sin prisa
bajo el letargo del cielo.
.
Desnudando los sueños
bajo promesas de acero,
la hierba duerme su aroma
bajo el arrullo del hierro.
.
Desnudando momentos,
entre los cristales verdes,
las rosas buscan cobijo
bajo el silencio de un grito.
.
Y... desnudo los versos
y me muero por dentro
desnudando el recuerdo
bajo lirios de incienso,
la noche llega con prisa
sobre el lamento del viento,
y me muero por dentro
y desnudo los versos.

domingo, 13 de mayo de 2007

No quiero adjetivos

No quiero adjetivos
que me hagan menos válida que nadie,
tampoco ensoñaciones
que disfracen realidades.

No quiero la compasión
que me hace diferente a tu corazón,
tampoco burdas quimeras
que anulen eternas barreras.

No quiero más favores,
ni que me llenen de falsas flores,
quiero equivocarme y fracasar
y luego,
volver a empezar.

Por la puerta de atrás

sábado, 12 de mayo de 2007

Shakespeare in love




*—Decidme: ¿Tanto la amáis?
—Ella es la enfermedad
y la cura al mismo tiempo.


*Yo pretendo que haya poesía en mi vida, y aventura, y amor. No la artística impostura del amor, sino el amor que es capaz de derrumbar la vida, impetuoso, ingobernable como un ciclón en el corazón ante el que nada se puede, ya te arruine o te embelese. Yo debo sentir ese amor.
Sábado de Cine

viernes, 11 de mayo de 2007

¡Ahora yo, ahora yo!

pon la "curvisiva"

Jota...

¿se puede saber de qué te ríes?

((tú no eres de Zaragoza))

ni tú de Buenos Aires y te atreviste con un tango

((¡touché!, sigue... te pongo la cursiva))

Jota, alegría
mañico, pellizco
y vuelta
¡esto es arte!
el señor Shakespeare
se va a hartar
y del guantazo que nos va arrear
nos vamos a enterar.
((¡¡Viernes!! se me escapó))

Tango

Tango, deseo
sumisión, pasión,
un hombre despechado
el arrabal desgarrado.

Refugio de unas manos
sentimiento de una boca,
mentiras de la noche
lamentos de la vida.

Tango, arrebato,
clavel negro, ardor blanco,
una mujer entre la piel
su nombre grabado en la sien.

jueves, 10 de mayo de 2007

Jirones...

(...)..no fue difícil llegar por el camino más corto a ese tenebroso mundo del “ficticio glamour”. Después, el tiempo fue pasando y algo que creía dominar la dominó.
Cuando Candela evitó que me atropellara el camión estaba haciendo la calle.

Empecé a conocer aquel día su lado oscuro. Estuvimos toda la tarde en una cafetería. Nos costó empezar a hablar. Ella me hizo reivindicarme en mi decisión de dejar los estudios porque me hizo ver que ponía en juego mi vida; yo... lloré junto a una mujer que se había perdido todo respeto a sí misma y no era capaz de ver que ella también ponía en juego la suya.

Pero algo me dolía más. Ella todavía podía elegir su destino, yo no.
-pag 86, Fotos de un Adiós-

miércoles, 9 de mayo de 2007

Maremoto

Maremoto de recuerdos estrujados
añorados,
deseados.

Maremoto de deseos olvidados,
añorados,
estrujados.
.
Maremoto de sentimientos encorchados
añorados,
destapados.

martes, 8 de mayo de 2007

Recuerdos

En la ciudad vivíamos en un viejo cuartel. Lo custodiaban pequeñas ruinas, maravillosos palacios de la imaginación, en donde alojábamos los juegos de toda la chiquillería.
El portal del edificio común era amplio y luminoso. Paredes de un ocre desconchado y enormes baldosas de un gris oscuro moteado de blanco, acompañaban a una baranda de hierro negro que bordeaba las anchísimas escaleras de madera desgastada. Aquellas escaleras que tanto me divertían cuando subía y bajaba corriendo, saltando, estrellando ruidosamente mis pequeños zapatitos contra ellas.
Ocupábamos un piso de la segunda planta. La noche del cinco de Enero, dejaba en nuestra puerta junto con los zapatos de mis hermanos y los míos, leche con galletas para sus majestades, y agua y un poco de paja que había quitado a los caballos.
Era casi la hora de acostarnos cuando llamaron al timbre, aquella vez, en la que sentí el aliento de los Magos de Oriente.
Mamá salió a abrir. Al volver a la amplia cocina donde me encontraba con mis hermanos, nos escondió con prisas dentro de la despensa mientras nos decía que estuviéramos calladitos pues los Reyes Magos estaban en la puerta. Le juré por el niño Jesús que miraríamos en silencio a la bombona de butano, pero que no cerrase la puerta del todo...
¡ Ufff, qué miedo pasamos!.
Sabíamos que si nos encontraban despiertos no nos dejarían juguetes, nos sentíamos culpables, deberíamos estar durmiendo y así no nos veríamos en tamaño aprieto.
En la despensa, agarrando con una mano a mi hermana mientras que con la otra me sujetaba el pantalón del pijama pues el elástico estaba flojo, esperamos con ansía que los Magos dejaran de hacer ruido y se fueran porque a Pedrito le entraron ganas de mear y buscaba el orinal detrás de la bombona, Valeria hacía pucheros y me tiraba del pelo diciendo que ella también quería hacer pis, y aunque yo era mayor, también quería llorar y pedirle el otro orinal a mamá.
¡Menos mal que se fueron!.
Cuando por fin salimos de nuestro escondite, pálidos y mirando con asombro a papá y mamá que no dejaban de reírse, empezó la fiesta. Me abracé alborozada a la muñeca que con su cunita me habían dejado; le daba el biberón que calenté en la cocinita de mi hermana cuando me acordé de lo que decía Paloma. Armándome de valor corrí por el largo pasillo hacia la puerta de la calle mientras me sujetaba el pantalón del pijama. La abrí con mucho miedo, he de confesar. Mas allí no había nadie ni quedaba nada salvo los zapatos, ni leche con galletas, ni... ¡paja! ¡Y eso que Paloma decía que no existían los Reyes Magos! ¡Qué dirá cuando se entere de que los camellos suben escaleras!

-pag 4, Fotos de un Adiós-

Reflejo


Reflejo de una historia sin usar
de un sueño por cumplir,
de una meta por llegar.

Reflejo de verdades
de lirios y tempestades,
reflejos casuales...

Reflejo de una pasión que se escapa,
de algo lento
sin aliento,
sutileza, armonía, belleza.

Reflejo de un mundo perfecto
limpio y honesto,
un mundo que crea en mí
y yo en él,
Reflejos...

lunes, 7 de mayo de 2007

¿Nostrum, me lo explicas?

Fotos de un Adiós fue editado por Nostrum, me patrocinó -yo no pagué- el Club Siglo Futuro de Guadalajara como se puede ver en la presentación del libro. Pero la editorial no hizo casi nada de lo que me prometió, nada por escrito claro.
De primeras publicó mi libro SIN PASAR por un corrector -soy lista, pero no tanto-. Me explicaron como sería la distribución, Casa de libro, ciudades, lo normal.
¡Cojones! A casi cinco meses que se publicó y aún no ha salido de Guadalajara (Spain), o ¿todavía esperáis a que pase la Navidad?
NO contestan a mis emails.
Lo UNICO que han hecho por mi libro ha sido ponerlo a la venta en Lulu. Pero no 'debo' hablar de esto públicamente o...
((os pego la conversación de un foro del Recreo))

El otro día en la conversación Carroñeros de la Ilusión abierta por Rosa Ribas puse esto:

-----------------------------Yo también he leído el artículo, Rosa, y al acabarlo pensé CARROÑEROS DE LA ILUSIÓN con mayúscula, que no gritando.Y me siento más minusvalorada. ¿Por qué?El articulo menciona a un poeta -no he anotado el nombre- que dice que él ha publicado con Vitruvio y no ha tenido ningún problema. Vitruvio es NOSTRUM, la misma editorial que me editó a mí.Ya expliqué que no hay autoedición, me patrocinó el Club Siglo Futuro. Tampoco hay contrato, ni he visto beneficio economico alguno (el Club no los puede recibir y me los cedió a mí, perooooo no por escrito)El ranking de ventas de Lulu -allí lo puso NOSTRUM, por no distribuir fuera de Guadalajara- sigue aumentando, me lo curro desde mi blog, y algo tengo que hacer. Pero no sé qué. ----------------------------

En cosa de un mes he visto pasar el ranking de ventas de Lulu, desde un 31% hasta anoche que tenía un 36.500%.Hace un rato lo acabo de mirar -una manía como otra cualquiera, se puede ver desde mi blog http://wwwshakespeareyyo.blogspot.com a la derecha donde pone 'comprar'- y el ranking lo han bajado a 27,770%.
¿?¿?¿?
He mirado todos los libros que tiene Vitruvio en Lulu haber si habían cambiado la escala o algo. Y no, todo sigue igual.Entonces:
-¿es un error informático? no cuela después de lo que conté públicamente el otro día
-¿tampoco tengo derecho a saber que MI libro se está leyendo?
-¿o es que desde anoche han devuelto a Lulu todas las descargas que han hecho?
De tonta no tengo un pelo, limitaciones si, tonta NO.
Y por contar esto aquí... ¿ahora qué va a pasar?
***

Eso es lo que he puesto en el portal literario el Recreo. Quizás os preguntéis: ¿pero tan importantes son los rankins?
No, para nada, es más: los odio. Pero después de lo bien que se ha portado Nostrum conmigo, que también me niegue el saber que mi libro se lee, eso no lo entiendo.
A diferente escala un libro se puede comparar con un blog, os gusta saber si os visitan ¿si o no?
Pues eso.

Nostrum, quita la sonrisa de mi cara.

Soledades de poeta

Soledades de poeta,
misterios en el alma
graznidos de nostalgia,
susurros de palabras.

Soledades de poeta
atrayentes y envolventes,
que buscan rimas sin versos
y multitudes sin gente.

Soledades de poeta,
destierros en el viento
monólogos de pensamiento,
diálogos de sentimiento.

Por la puerta de atrás


domingo, 6 de mayo de 2007

Tía Mamen

No tengo hijos. Cuando me enteré de que la enfermedad que tengo es hereditaria, decidí -me pusieron entre la espada y la pared como explico en Fotos de un Adiós- que nunca los tendría. Pero sí soy tía, la tía Mamen. Y si tiene que haber un día de la tía, hoy ha sido el mío.

Han hecho la comunión mis dos sobrinos mayores, Andrea y David.
Si la felicidad existe, hoy se llamaba David.
Ha leído en la iglesia con muchísima seguridad, estaba guapísimo, ha disfrutado como un enano.
Le encanta jugar al futbol, leer cuentos, ver películas, es campeón de natación, tiene once años recién cumplidos; tiene un sindrome de Dawn.

Y Andrea... Andrea es mi ahijada.
Mi todo, mi casi todo.

sábado, 5 de mayo de 2007

El amor...


...es la Poesía de los sentidos.
Balzac.

Breakfast at Tiffany's

*No se puede leer una cosa así sin llevar los labios pintados.

*—¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo?
—¿Color rojo? querrá decir negro.
—No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué.
*- ¿Le importa si me acuesto un ratito con usted?, Somos amigos, eso es todo. ¿Por que somos amigos no?

*-¿Sabes lo que te pasa? no tienes valor, tienes miedo, miedo de enfrentarte contigo misma y decir está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tu te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tu misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.

*-Se tarda exactamente cuatro segundos para ir de aquí a la puerta. Yo le doy dos.


Sábado de Cine