Bienvenidos a mi blog

lunes, 18 de abril de 2016

¿Y qué hacemos con los sueños…?

          Saber, necesitar, soñar es un aliciente de la vida. Pero hay que saber cuando se acaba el sueño. Tal vez nunca porque eres luz si lo crees, una magia que nadie entiende, una estrella del infinito; porque los sueños nos han de ayudar a vivir. A equilibrar el miedo, el mundo, las emociones, la actitud. Dicen que cuando dejas de soñar te mueres. Cuando dejas de perseguir la ilusión, de rascar en la alegría, de sorprenderte… ya no estás entera. No importa tu edad, importa tu alma.

Sólo se avanza caminando al frente.

Abismo de inquietudes sobre mi pecho
aroma de ternura en mi soñar,
noches de fuego y hielo
de sangre y miedo.
Besos sin boca, caricias sin dueño
alboradas sin estrellas
lluvia de deseo contra la pared.
La luna tapa mis ojos
apresa mis manos
y me abraza,
no quiero llorar  la pena  de un silencio
quiero reír la alegría de estar viva
de saber la furia de unos versos
 de sentir el aliento del viento.

>>>>>Distinta.

2 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Eres extraordinaria, escribir así es un prodigio y sin esa alma y esa belleza que tienes, sería imposible. No solo eres sueño, ilusión, eres una increíble realidad.

Como siempre me quedo postrado ante lo magnífico. Y parecen palabras vanas y cursis, cierto? Pues no, hay que decirlas... Callarse eso sería un sacrilegio.

Tepe quieperopo

María Narro dijo...

y yo.

(no había visto esto)