Bienvenidos a mi blog

martes, 4 de diciembre de 2007

Allí me colé...



Al entrar en fila india al salón ( primero Irene, yo estoy detrás del cámara de televisión) la gente empezó a aplaudir. Vi a los monitores de la piscina haciéndome el gesto de victoria, mi fisio, cuñados, amigas de siempre, hermanos, sobrinos... ¡no había pasado tanto miedo en mi vida!

Cuando estuve colocada en el escenario entre Juan Garrido e Irene, de nuevo empezaron los periodistas con su rosario de fotos. Sabía que mi familia estaba muy emocionada y no los podía mirar, tampoco podía mirar al público porque no sabía de dónde había salido tanta gente ni quería ponerme más nerviosa. La única forma de que la enfermedad no me jugara una mala pasada y me dejara sin voz era centrándome en lo que había en la mesa. Mi libro, una botella de agua y el micro ;)

Después de hablar el editor, Juan Garrido e Irene que me pusieron de ejemplo pa’rriba, llegó mi turno. En mi papel ponía: Primera pregunta ............. respuesta......... (no las recuerdo, después tuve dos presentaciones más), pero yo pensaba que Juan me iba hacer la pregunta y yo sólo tenía que decir la respuesta. Pues no. Me presenta, la gente aplaude y me retiro del micro indicándole a Juan ¡la pregunta!
Me mira de nuevo indicándome ¡empieza!
Al día siguiente los periódicos indicaron que había complicidad entre Juan Garrido y yo.

Empiezo... Supongamos que alguien me pregunta (tó Dios riéndose). Creo que tenía 10 preguntas en mis papeles y me tuve que inventar ‘entradas’.
Gustó, emocionó y mi voz fue clara.

Al acabar el acto firmé muchos libros. Fuera del salón estaban sirviendo champán y turrón. Cuando salí saludé a tanta, tanta gente que casi al final, cuando la mejor amiga de mi madre me dio dos besos no supe quien era. Pillé al camarero y me bebí una copa de un trago.

Y ese fue mi día, y éste uno de los artículos que más me gustan (pinchar si queréis leerlo). Luego tuve una presentación el día 31 y otra el 13 de Enero en Toledo, pero ahí ya fui con mi discurso en condiciones, el de Toledo aún pulula por la red.
Ha sido Precioso revivir este día con vosotros. Gracias por leerme.

Sombra aquí, sombra allá...

Tenía que estar allí a las siete y media, Todo comenzaba a las ocho de la tarde.
Había ido a la peluquería donde me maquillaron como un indio:
-No es para menos, vas a salir en la tele –me dijeron.
-si lo vuelves a decir te maquillas y vas tú –contesté mientras me repasaba las preguntas que me iba hacer Juan Garrido.

Cuando llegué a la Caja de Ahorros ya había gente, enseguida empezaron a llegar periodistas con sus cámaras de fotos y de televisión. Intenté esconderme, pero no coló. No me conocían mas sabía quien era, rubia y en silla de ruedas. ¿Rubia? ¡me habían dejado la cabeza amarilla!, encima mi hermana cuando me ve me dice ¡¿qué te han hecho en la cara?!
-Vamos al servicio, Ra –le digo.

Intento fallido. Agarran mi silla y viene un periodista.
Se coloca a mi altura y empiezo a hablar:
-estoy muy nerviosa y no oigo bien, pero lo malo es que me voy a quedar sin voz en el escenario y a ver qué hago... empezáis a aplaudir ¿vale?
Mientras se ríe me hace la primera pregunta.
Intento fallido. Viene Irene Villa.

De aquella niña, a la que ETA dejó sin piernas en el 91, ha surgido una mujer fuerte y vitalista. Juan Garrido decía que tenemos mucho en común, ahora sé que con una notable diferencia ya que a mí no me respalda Luis del Olmo, ni el juez Garzón, ni Nieves Herrero.
¡por fin conozco al editor, Pablo Méndez!

Intento fallido. Los periodistas sólo nos quieren a Juan G. , Irene y a mí. Yo en medio.
¿qué hay que hacer cuando una docena de periodistas no paran con su clik click?
Patata no, pa-ta-ta no había que decir. "la gente no cabe y se queda en la puerta, me quiero ir a casa, yo escribo pero no hago estas tonterías"

Continua luego ;)

¡3...2...1... YAAA!

Feliz mil novecientos... jajajajajaj perdón.

soy muy obediente, ya me lo dijo mi caballero Quimera preferido: alégrate el día.

Sé que he tenido muy mala suerte con NOSTRUM, la editorial. Timo lo llamó Miguel y lleva razón. Las cosas en el plano personal no me van muy bien, y hasta en el virtual ya me he creado enemig@s, pero hoy hace un año que se publicó y presenté Fotos de un Adiós.

Costó mucho escribirlo. Hilvanar, narrar y fantasear recuerdos que me desgarraban por dentro. Sacar por la impresora cientos y cientos de folios, fotocopias, correcciones... yo sola. Y dos duros años hasta que conseguí publicar sin pagar, porque a mí me enseñaron que la auto-edición es el fin de un escritor, pero después de lo que me ha pasado con NOSTRUM ya no lo creo.

Pablo Méndez, mi editor -te he mandado un email para que leas esto-, y su ningundeo y NO distribución del libro, me ha enseñado que el fin y suicidio de un escritor está dentro. Y yo he aprendido a renacer en cada palabra.

El año pasado, alguien besándome en la frente me dijo: hoy es tu día, chiquitina. Y no se equivocó.

¿empezamos?




luego más ;)

lunes, 3 de diciembre de 2007

¡Falta 1 día!





Mi primer hijo cumple un año mañana, éste es mi blog, y yo quiero vivir lo que los nervios no me dejaron el año pasado.

...El presidente del Club Siglo Futuro, Juan Garrido, señaló durante la presentación de dicha obra literaria que al leerla oíremos el latir del corazón de su autora...

Días antes había conocido al poeta Caballero Bonald y al escritor Benjamín Prado ( a mi izquierda) que consiguió relajarme.

domingo, 2 de diciembre de 2007

¡Faltan 2 días!


Shakespeare y yo se está vistiendo de fiesta. El 4 de Diciembre del 2006 fue mi presentación literaria en mi ciudad y el nacimiento de Fotos de un Adiós.
Quiero contarlo desde dentro, que veaís la gente que allí había, los peródicos, el miedo que pasé por si me quedaba sin voz la primera vez que hablé en público, como me siguió y arropó la gente... El martes. Mi primer hijito cumple un año.

Y ¿ayer?... aunque se me llenaron los ojos de agua cuando mi señora cuñada, su marido y niños Esquivaron mi silla por no saludarme, la Verdad acaba brillando por sí sola y lo Falso se apaga.
¡Genial!

viernes, 30 de noviembre de 2007

Contigo...




Contigo...
sin ti se acaba
sin ti no puedo,
sin ti no quiero.

Contigo robaré la luna
vestiré de seda,
soñaré dragones, duendes y princesas
olvidaré los miedos y pintaré quimeras,
contigo...
sin ti no puedo,
sin ti no quiero.

Surcaremos el viento y amaremos estrellas,
traspasaremos sonrisas embistiendo las penas...
mírame, escúchame, siénteme
estoy a tu lado
contigo...
sin ti se acaba
sin ti no puedo,
sin ti no quiero.

martes, 27 de noviembre de 2007

Y ahora... ¿qué?




*Tenía miedo porque estaba cansada de sonreír, de ser yo la que animara a todos...
Cansada de ser fuerte.

*Nadie tiene la culpa de lo que me está pasando.
Yo tampoco.
Aunque algunas mediocridades me hayan hecho dudarlo muchas veces.

*La sociedad tiene la absurda y común manía de hablar a voces a quién no oye bien, al lado del oído. Y si pides que no te chillen, algún cátedra en diplomacia te dirá “si no te chillo no te enteras”, y a ti te dan ganas de decirle “¿ tú has intentado hablarme de otra manera?...” Pero te callas porque no tienes ganas de discutir, ni la persona que te juzga merece la pena.

*mientras podamos queremos ser independientes

*Y volví a bailar.
Aquella noche del verano del noventa y cinco, a la luz de la luna...
Como antes, como nunca, como siempre.
Bailé sin mover las piernas. A mi corazón le sobraba ritmo y se había olvidado de que no le gustaba que se fijaran en él.

*Y poco a poco, querido diario, en una de las más tristes lecciones de mi vida, me enseñaron que la soledad se lleva dentro, que en Primavera también puede nevar... y que yo siempre sería una isla...

*Nunca supe por qué me está pasando esto a mí, pero sí supe lo que es la auto compasión. Ha sido duro, es duro... muy duro. Aprendí a aceptar y sobre todo, decidí luchar. Luchar por vivir, luchar por el día a día, porque mañana es hoy, la ataxia de Fiedreich mi sombra, el pasado la escuela, la vida un Universo de alegrías y sufrimientos, y la resignación sólo es el suicidio cotidiano...

ésta es la continuación y punto y final de 'la discapacidad está en los ojos de quien te mira'. Extraido de Fotos de un Adiós

lunes, 26 de noviembre de 2007

La amistad...



hay que cultivarla.

Me subleva la hipocresía y me calma la música... antes o después todo se pone en su lugar.

Pero vayamos a la música. La otra noche en uno de los blogs que empiezo a frecuentar, el de Pakous, le veía hacer referencia a una de las canciones que me aprendí de niña. Me gusta, me encanta; siempre habrá dos clases de gente: los que soportan y los que luchamos... pero sin rencores, ni apariencias. Somos de verdad.
Libertad sin ira, y fuera políticas.




Dicen los viejos que en este país
hubo una guerra,
que hay dos Españas que guardan aún
el rencor de viejas deudas;

dicen los viejos que este país necesita
palo largo y mano dura
para evitar lo peor.

Pero yo sólo he visto gente
que sufre y calla, dolor y miedo,
gente que sólo desea
su pan, su hembra y la fiesta en paz.

Libertad, libertad sin ira libertad,
guárdate tu miedo y tu ira porque hay libertad,
sin ira libertad, y si no la hay sin duda la habrá.

Dicen los viejos que hacemos lo que nos da la gana;
y no es posible que así pueda haber gobierno que gobierne nada;
dicen los viejos que no se nos dé rienda suelta,
que todos aquí llevamos la violencia a flor de piel.

Pero yo sólo he visto gente muy obediente,
hasta en la cama
gente que tan sólo pide vivir su vida,
sin más mentiras y en paz...

((The pianist http://solocinepuntocom.blogspot.com ))

domingo, 25 de noviembre de 2007

Todo...




Todo lo que eres tú
me despierta entre sueños para abrazarme,
todo es más intenso
todo...

La noche susurra caricias,
el viento adormece mi pelo
las estrellas acunan mi sueño,
todo es más intenso
todo...

Todo lo que eres tú
me sonríe entre sueños y suaviza el dolor,
todo es más intenso
todo...

Y llega la mañana sonriendo por dentro
y atesora la luz dentro del silencio,
todo es más intenso
todo...

sábado, 24 de noviembre de 2007

A contracorriente...


.

...como siempre,

de espaldas...

no tengo miedo.

jueves, 22 de noviembre de 2007

La discapacidad...


...está en los ojos de quien te mira.



*“El amor puede transformar las cosas más abyectas y comunes y darles dignidad y gracia. El amor no se ve con los ojos del cuerpo sino con los del alma...”. - Willian Shakespeare.

*Nadie se daba cuenta de nada, y lo peor: es que llegué a creerme torpe.

*¡Mi estancia en el instituto prometía!. Aquello fue... cómo decirlo..., quizá: ¡amor al primer codazo!, seguro que sí, porque pudiendo pegar el codazo a cualquiera, me lo pegó a mí.

*Cada persona es un mundo, en el terreno de la enfermedad más. Nunca las enfermedades afectan a dos personas por igual, ni aunque sea la misma. Que los síntomas sean iguales o parecidos no quiere decir que siempre la enfermedad evolucione igual.

*Temblando, como una brizna de hierba azotada por el alocado viento del destino, cerré mi querido diario. Y abrazada a la almohada, después de atravesar inmensos mares de dudas, incertidumbres y miedos, me quedé dormida.

*Sobre el asfalto, llamó mi atención un grupo de hormigas que avanzaban llevando sobre sus cabezas negras una cáscara de pipa. La levedad de la hormiga detenía lágrimas derramadas ante la liviandad humana. Levedad, liviandad, dos palabras que la tarde anterior me habían hecho bucear en el diccionario y aún así, era incapaz de separar su significado y ahora..., ahora las tenía allí, frente a los ojos del alma; dos palabras que habían venido a mí y tomado vida propia señalándome lo superficiales y mediocres que podemos llegar a ser los seres humanos.

*Pero mis rachas de felicidad pasaban como soplos de viento, como las de todo aquel que camina al borde del abismo... a la sombra de la luna. La felicidad es una hora.

*Claro que nadie pensó o supo pensar o fue demasiado el pensar que, una rosa cuando te prohiben cortarla duplica su belleza.

*Estaba tan excitada y nerviosa, tan deseosa de abarcar nuevos horizontes y sensaciones, tan maravillada de montar por primera vez en un caballo pintado de burro, que olvidé por completo coger las riendas. Sólo al atravesar las eras me di cuenta de que el cuadrúpedo las iba pisando.
-Burro -le dije al lado de una oreja a las cuales iba agarrada- ¡tenemos un problema pero tú no te asustes... (...)
Yo le torcía la oreja izquierda emulando a papá cuando daba al intermitente para que el seiscientos girara

*Me desperté llorando. Salí de la cama y me senté en un rincón. Abracé mis piernas y escondí la cara entre las rodillas. Sólo el frío, cuando ya el alba se desperezaba, me hizo volver a la cama
( “Tregua a vuestro dolor, no hay noche sin aurora”, Macbeth).

*La vida nos hacía un guiño y tendía a aflojar sus cánones.
La nueva, absurda, y tal vez cruel, versión de Romeo y Julieta, viraba en la sombra de la luna en busca de un desenlace distinto. Los Capuleto y el destino se habían estrechado la mano.

*... ¿ Tú sabes quién es Eleonor Roosevelt? Ella decía que nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento.

*A veces, me imaginaba a la Ataxia de Friedreich, a ése señor que había venido a cenar sin que nadie le invitara, como un monstruo enorme, deforme, de un verde oscuro casi negro. Siempre al acecho. Esperando. Vigilando. Tendía sus largos y huesudos dedos hacia mí. Yo sólo tenía que aprender a vivir con aquel horripilante ser. Era ardua, casi imposible, la tarea de despistar a la enfermedad que se había convertido en mi sombra, pero yo era demasiado bruta, o simplemente rebelde, o sólo una eterna enamorada de la vida, y no me daba la gana dejar de sonreír al aire porque dijeran que estaba enferma, o porque aquella nauseabunda criatura siguiera mis pasos siempre.
¿ Cuántos seres humanos se sienten minusválidos sin serlo?
¿ Y cuántos seres humanos nunca se sentirán minusválidos siéndolo?
Sólo eres lo que sientas que eres...

---------

Esto es parte de la esencia de Fotos de un Adiós aunque también es parte de mi propia esencia.
Continuará...
((el libro se puede descargar a la derecha del blog, si quieres leerlo y tienes problemas para adquirirlo envíame un email especificando tu dirección))

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Va por ti, Maestro

este post lo hice en Septiembre y he querido subirlo como mi pequeño homenaje a un ser humano enigmático, un gran Actor, escritor y director Fernando Fernán-Gómez.


La lengua de las mariposas

*Ese infierno del màs allá no existe. El odio, la crueldad... eso es el infierno. A veces el infierno somos nosotros mismos.

*En los libros podemos refugiar nuestros sueños para que no se mueran de frío.

*La naturaleza, amigo mío, es el espectáculo más sorprendente que puede mirar el hombre.

*La música debe tener el rostro de una mujer a la que quieres enamorar.




(no he quitado los comentarios)

No...




No es un sueño,
es tu aliento que no me deja sentirme sola
es la vida que no quiere que de nuevo me esconda.
Mi apoyo, mi montaña rusa, mi calma.

No es un sueño... no, no lo es,
porque te siento aquí conmigo
porque me siento allí contigo.
Mi reflejo, mi noche, mi día.

No es un sueño,
es la luna sonriendo
es el sol ahora naciendo.
Mi sombra, mi vida, mi camino.

martes, 20 de noviembre de 2007

El arte de besar

Es increíble lo que se puede encontrar en la red sobre el Beso. Desde cursos para aprender a besar, instrucciones para besar; cursos intensivos no he encontrado, ni a nadie que diga: donde esté la practica que se quite toda la teoría del mundo.
Pero me he reído mucho y espero que paséis un buen rato.

.
Lo primero que me encuentro es ‘dime cómo besas y te diré quién eres’. Mi curiosidad no aguanta y leo. El titulo no tiene nada que ver con lo que pone dentro. Genial. Aquí también hay cánones...

Las personas que tiene la boca grande se definen por ser sensuales, aventureras, dispuestas a experimentar, sinceras y llenas de vitalidad, así que para ellas cada beso es un descubrimiento, con todo y las sensaciones que este conlleve.
Boca pequeña: Quienes son de boca pequeña, son gente algo frívola, refinada , que saben lo que quieren y como obtenerlo, así que no tienen ninguna dificultad en besar tierna o apasionadamente.
Los labios finos indican dureza, frivolidad y perfeccionismo en todos los sentidos, por lo que si quienes tienen este tipo de labios no quedan satisfechas con ese beso que dieron o recibieron, lo volverán a intentar cuantas veces sea necesario, hasta que estén convencidos de que ese beso es excelente.
Los labios gruesos son indicios de que la persona es amante del placer y la comodidad, es optimista y sabe disfrutar cada instante de su vida, asi que para ella cada beso, no importa su forma o duración, es disfrutable.
.
...me dan ganas de decir a todos estos pardillos si aún no saben que las apariencias engañan. Sigo leyendo en otro lugar...
.
Muchas personas, sobre todo los más jóvenes, confunden la acción de besar con la de pegar sellos: puro ejercicio lingüístico. Nada más lejos de la realidad. El beso es todo sentimiento, y besamos de forma totalmente intuitiva, ya que no es asignatura en el instituto.
.
...¡cojonudo!. Me voy a otro lugar...
.
Y ahora pasemos a los diferentes tipos de besos. Dejaremos, por supuesto, a un lado los besitos esos que damos por compromiso a la familia y conocidos, y que hacen más ruido que otra cosa. Ésos no cuentan.
.
LOS BESOS SIN LENGUA
Son los más sensuales. Pero no debéis limitaros al “muac” labios contra labios. Jugad con ellos. Atrapa uno de los de tu pareja con los tuyos. Besa sus comisuras. Extiéndete por toda su cara, sus mejillas, su frente, sus párpados… Roza sus labios con la punta de tu lengua (sin llegar a introducirla en su boca) entre beso y beso.

.
LOS BESOS CON LENGUA
Comportan una mayor carga sexual si están bien dados, claro. En caso contrario, casi revuelven el estómago y ya sabemos con quién no volver a salir en la vida. Porque no consisten en “meter la lengua hasta la garganta”, como muchos creen. También deberás tener en cuenta que tal vez a tu pareja le guste respirar de vez en cuando, así que no debemos agobiar con besos demasiado largos y profundos.

.
...ahhhhhhhhhhhhh. ¿Y el espejo con el que yo aprendí?
¡¡La 'ciencia' avanza que es una barbaridad!!
Y acabamos con unas instrucciones y besos de cine. Y que cada uno piense lo que quiera :)))...
.
1. No apure las cosas: la mayoría de los hombres son besadores impacientes y las mujeres se sienten presionadas.
2. Disfrute el momento y actúe en unión con la pareja.
3. Relájese: no hay nada peor que un beso con los labios apretados, es impersonal y frío.
4. Fusiónese con la pareja: visualice ambos cuerpos juntándose a través de la piel, de forma tierna y apasionada.
5. Respire profundo y viva el aquí: eso deja fluir la energía sexual.
6. Exprésese: gemir y otras expresiones de placer le dicen a su compañera (o) que está disfrutando la experiencia.
7. Capte el ritmo: sin entrar en la locura, intercambie al principio una serie de besos lentos, suaves y cortos.
8. Bese como si fuera la última vez.


lunes, 19 de noviembre de 2007

Te contaría...



Robaría esa flor que no ha de nacer
para ponerla a tus pies,
robaría la noche del viento
para acallarla en tu sed,
te contaría...
te contaría que hoy te quiero más.

Sumergiría mi ansía en la luz
para colmarla de vida,
sumergiría tu piel en mi playa
para volver a volar,
te contaría...
te contaría que te siento al respirar.

Nacería despacio en tu aliento
para no marcharme jamás,
nacería deprisa en mi ocaso
para buscar la felicidad,
te contaría...
te contaría que ya sé lo que es amar.

domingo, 18 de noviembre de 2007

A veces...


cuando las ilusiones se paran o ves que se están secando, me sumerjo en el Cine... he decidido que de mayor quiero ser crítico ;). Sí, como lo leen. Pero mientras sigo creciendo voy a comentar, en mi línea y como antes, dos de las películas que he visto ultimamente: En busca de la felicidad y Babel.

El actor Will Smith, el protagonista de En busca de la felicidad, no me gustaba absolutamente nada hasta la otra noche. Se estaba encasillando en su papel de guaperas y 'salvamundosguay'. Pero verle en ésta película me sorprendió. Te atrapa y te arrastra en la vida de un perdedor que persigue un sueño... pero te seduce tanto la historia, sobre todo la última media hora, que al final cuando le ves aplaudir resulta que en tu interior estás aplaudiendo con él...
.
*La felicidad es solo algo que podemos buscar y puede que nunca la tengamos.
(sigue leyendo en mi blog de Cine http://solocinepuntocom.blogspot.com/

Y Babel una historia muy inteligente que ayuda a reflexionar. Posee la escena de Amor que más me ha impactado... cuando la ayuda a orinar y no deja de besarla... http://solocinepuntocom.blogspot.com/

viernes, 16 de noviembre de 2007

Buscadores de sensaciones



El llanto de una trompeta rasgaba la noche...

Viola miraba intranquila a través del retrovisor el humo cada vez más negro que salía por el tubo de escape de su pequeño utilitario. “iVenga campeón! no me dejes tirada en medio de este vacío polígono industrial”. Pero cinco minutos después, el motor se paró. Cuando algo va mal, todo va mal. La batería del móvil se había agotado, su túnica y sandalias no eran lo más adecuado para caminar hasta su casa en aquella noche helada el casi kilómetro que faltaba, y aunque se apretaba y envolvía en su cálido abrigo empezaba a tiritar. Largas horas interpretando a la Virgen María en el belén viviente del Ayuntamiento, le habían hecho sentir un simulacro de día feliz; descartando las sonrisas hipócritas de los buenos samaritanos, la estúpida sociedad que durante esos días disfraza su tez con una postiza sonrisa; centrándose sólo en la sinceridad y pureza de los corazones infantiles. Por poco entra en la temida Navidad a golpe de ternura convertida en una niña virgen, y sin embargo, ahora todo se había vuelto del revés. “iiiMaldito coche!!!... allí hay un letrero, parece un bar...”.

Nano, como cada noche cuando se iba el último cliente de su garito, vivía su cita, su noche, su entrega particular con el duende de la música; su musa para vivir, el único alimento de un buscador de sensaciones : el Jazz.

Acariciaba su trompeta en la oscuridad de un angosto escenario improvisado, exhalando quebradas notas de pasión, ahogando sueños imposibles, creando voluptuosidades en los silencios del alma. El piano y el saxo en su eterno diálogo con la trompeta de Nano, allá en algún lugar del tiempo, no dejaban de gemir.

Si la magia se puede tocar, eso es lo que sintió Viola cuando abriendo la puerta del local quedó extasiada contemplando la escena. Torpemente, sabiéndose interruptora de la fotografía más intima, pregunto si podía usar el teléfono. Nano asintió y señalándole donde estaba volvió a la intimidad de su música.Viola, hechizada e hipnotizada por sugerentes notas que derramaban caricias, se olvido del teléfono en el mismo instante en el que el tono de llamada intento alejarla de la sinfonía desgarradora de la trompeta. Girándose hacia el escenario, y embelesada por algo que apenas veía se sentó en un taburete alto al lado de la barra, encendió un cigarrillo y cruzando sus largas piernas observó en silencio a Nano con su trompeta.

Cuando los ojos de Viola y Nano se cruzaron no pudieron despegarse. Todo se detuvo. El tiempo, el aire, la luna, el sol. Como dos ciegos hambrientos de sueños, a tientas, caminaron uno por la vida del otro durante años, minutos o segundos. Viola bajó sus ojos, los cerró y apretó, la intensa ola de sensaciones que recorría su ser la turbaba...

Una trompeta volvió a sonar y acompañó el misterio de aquella noche. El misterio o embrujo del Jazz, eterna lágrima de luz.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Acariciarte



Acariciar tu sonrisa
es acariciar tu alma,
tu alma llena de dulces misterios,
la luna llena de tus ojos.


Acariciar tus manos
es acariciar tu vida,
tu vida oculta de alegrías,
la noche oscura de tus miedos.


Acariciar tu piel
es acariciar el mundo,
el mundo colmado de promesas,
los besos ciegos de tu boca.

martes, 13 de noviembre de 2007

Dime que te importo

Creo que ese es el lenguaje de los blogs. Leo tus inquietudes en verso o en prosa; te leo, me lees, te opino, me opinas. Me haces sentir que no estoy sola... te hago sentir que no estás solo. Nos comunicamos.

Gracias y mil perdones por teneros tan abandonados. Gracias porque a pesar de no comentar vuestras inquietudes he tenido más comentarios que nunca. He pasado unos días realmente dificiles, lo explico en los comentarios del anterior post. Ahora debo pasar página y volver a ser yo. Volver a sentiros y que me sintáis.

Gracias por estar ahí.

¡Feliz Navidad!

jajajajaj ay perdón perdón

jueves, 8 de noviembre de 2007

Quiero...




Quiero dormir en la luna
sentir tu alma en mis manos,
abrazar horizontes de luz
esconder lágrimas derramadas.

Quiero dormir en la luna
sentir sus caricias,
danzar entre sombras
amar infinitos.

Quiero engendrar las estrellas
soñar poesía,
girar entre versos y no sentir dolor...
porque me hace daño tu ausencia,
pero más daño me hace tu amor.
.
-Trece lunas-

miércoles, 7 de noviembre de 2007

¡Que vienen los titiriteros!



...(...)De vuelta a su casa y ya sin la magia del pregonero, vio acercarse al pueblo un carro cubierto por una lona verde. Se detuvo e hizo visera para resguardar sus ojos del sol con la mano en la que llevaba el cuchillo. Una mula avejentada tiraba pesadamente del carromato, atados a los barrotes traseros del carro: una burra, una cabra y una mona.
Por lo que de nuevo echó a correr tropezando al entrar en la casa con su hermana Micaela.
-¡Pero niña, tú tás tonta u qué! Hasta el Bonaparte es más educao que tú.
.
-¡¡¡Qui vienen los titiriteros!!! –gritó la pequeña.

A la hora de la comida se acercó como invitada a casa de los Alba la señora Vicenta, y mientras saboreaba la tortilla de patata y unas suculentas gachas, le dijo susurrando a Micaela:
-Vete con ojo que el Zaca te anda buscando.
La jovencita ocultó su rubor al escuchar a su padre decir que si los gitanos habían montado ya su circo, era mejor acabar con la tortilla e irse con la sartén de gachas para la plaza.
-No, padre, qui los tititeros no empiezan hasta qui no se vaya el sol y no hay gachas pa tós –le contestó Bernarda con la boca llena.

Cerca de la anochecida Inocencio se puso la chaqueta de pana verde con ayuda de su hija mayor y cogió a Bernarda de la mano, a quien habían quitado toda la roña de las rodillas y puesto su vestidito blanco de ganchillo, y partió hacia la plaza.
Micaela los seguía llevando dos taburetes de madera. Dos taburetes de madera y un corazón anhelante. La señora Vicenta había abierto la caja de Pandora sin sospecharlo al anunciarle que su príncipe aún se acordaba de ella. Una malévola caja de la que había salido la peor de todas las de las desgracias humanas según don Catalino, la lujuria.

Sentada entre las sombras, Micaela, aún de luto, miraba a Zacarías mientras éste la devoraba con los ojos. Antes de que la cabra seguida de la mona llegara al final de la escalera, Micaela le dijo a su padre que tenía ganas de orinar. Inocencio que no había reparado en la presencia del muchacho pues tenía suficiente con mirar a la gitana descalza de enormes pechos que animaba a la cabra a trepar, le dijo que se fuese y no tardase; de vez en cuando le llegaban las risas de su Bernardilla y él también reía las enormes bondades de la belleza descalza.
Y en la oscuridad de lo prohibido, los dos jóvenes amantes se apretaron en su abrazo sin mediar palabra.
Las manos temblorosas del jovenzuelo subieron con prisas la saya, todavía de lana, después de haber chupeteado un sostén rebosante de penas caídas, y ni siquiera había llegado a rozar la piel desnuda de la muchacha cuando dejó de gemir.
-Hemos de volver con los demás, mi princesa –dijo Zacarías subiendo la cremallera de sus pantalones, pero al darse cuenta que se había mojado le pidió que volviera ella sola.
Micaela asintió mientras se colocaba la ropa entre minúsculos espasmos de confusión. Oyendo ya la algarabía de los gitanos empezó a rezar para no volverse a quedar embarazada. El canto de un grillo la acompañó en sus rezos... (...)



Bueno, esto es un trocito del proyecto de novela en el que trabajo ahora. Bernada... Alba (que no la de Lorca, aunque él tiene mucho que ver con esto) es la abuela de la protagonista y deshojando su vida se va 'armando' la historia. Y aquí mi problema.
Estoy en pleno periodo de investigación, pero apenas hay historias rurales de principio del siglo XX. Y busco las más originales y anónimas.
¿me ayudas?
¿has oído alguna buena historia de por entonces?
¿me la quieres contar?

((semana de sobrinos en casa, si no pongo su foto y a la abeja Maya les da algo ;))))

martes, 6 de noviembre de 2007

Bajo la lluvia


Sobre la hierba,
con los brazos abiertos y la mirada al cielo,
de rodillas ante un abismo de ternura
siento gotas de luz acariciar mi piel...
hoy soy sólo tú.


Bajo la lluvia,
con los brazos abiertos y la mirada al cielo,
de rodillas ante un abismo de sensaciones
siento al viento abrigarse en mi piel...
formas parte de mí.


Sobre la hierba...
¿o fue bajo la lluvia?,
soñé tus labios junto a los míos,
sueño besarte bajo la lluvia...
¿o fue sobre la hierba?

viernes, 2 de noviembre de 2007

Mi mundo...


mis sueños, mi realidad...

La foto de arriba es mi castillo preferido, tiene 3000 piezas.


Y estas son 'Chicas al piano' de Renoir, tiene 1000 piezas y es el último puzzle que he hecho.

Empecé a hacer puzzles en 1988...

..., es que el otro día en casa de los padres de Juan, una de sus hermanas hacía un puzzle enorme y como encontré una ficha, fui a ponerla, y no pude. No pude, querido diario, porque el brazo y la mano empezaron a temblar, me falló la coordinación y no pude casar la ficha. Creo que nadie se dio cuenta. Y por eso estoy pensando o mejor, acabo de decidir que me voy a comprar un puzzle de mil piezas para hacerlo yo sola. A ver quién puede más, si el puzzle o yo ... -Fotos de un Adiós-

Mi realidad es así, tengo que estar siempre ocupada aunque no me apetezca, o aunque esté muerta de miedo... soy muy humana y consciente de la grave enfermedad que vive conmigo.

Mis sueños los plasmo en el papel, en mi mente y en mis ojos.

Y mañana empiezo la piscina hasta Junio ¡es que te cagasss!

¡Veis veis como de poeta tengo lo justo o nada! a ver cuando un poeta acaba un post diciendo: ¡¡es que te cagasss!!

miércoles, 31 de octubre de 2007

Ser poeta




Te vi soñar y yo soñé
sentí dolor y me aparté,
supe que me llenas y me asusté.
Me llenas de ternura
de lujuria, de impotencia.

Ser poeta tiene esas cosas
ser poeta con garras de seda...
ser poeta con ojos de fuego.

Y escribí cielos cargados de flores en el ocaso,
nubes de llantos en mi regazo
reflejos de caricias entre mis brazos.
Reflejos de ternura,
de lujuria, de impotencia.

Ser poeta tiene esas cosas,
ser poeta de garras de seda
ser poeta de ojos de fuego
ser poeta...,
ser poeta y amarte en un verso.

-Trece lunas-

martes, 30 de octubre de 2007

Un solo corazón



Hacía frío. Sentía congelada su alma mientras llenaba aquella triste maleta con diminutos jirones de su ser, poca ropa y demasiados sueños rotos. Era lo mejor. De alguna forma era lo mejor, se repetía sin cesar, pero eran tantos, tantos los recuerdos de los momentos felices vividos, había sido tan puro y noble su amor, lo llenaba todo y poco a poco o fue de repente, todo empezó a ir mal; sintiendo lejana su cercanía veía como aquel hombre se iba convirtiendo en un extraño y a pesar de todo, le seguía queriendo y a pesar de todo...

¡No podía más !, temía que le fallaran las fuerzas... ¡dolía tanto!
Secándose las lágrimas, Laura, cerró la maleta, salió de su casa y se dirigió a la estación de Atocha.

Una mujer perdida, vacía y sola, ocupó un asiento en el tren de las 17.45 Madrid-Salamanca. Si los recuerdos no quemaran, si no
la hubieran conducido a las más míseras tinieblas, quizá podría haber pensado que no todos los días le ofrecen a una un cargo de responsabilidad en una revista tan prestigiosa como "Suya".
El tren se puso en marcha. Su mirada se iba deslizando sobre un paisaje que no veía y su corazón solo gritaba... Daniel... Daniel... Daniel...

Fue un poco antes de Navidad cuando en una noche negra, después de una absurda discusión, él acabo perdiendo los nervios y estampó un violento puñetazo sobre el rostro de su mujer. Laura petrificada mientras veía correr la sangre que emanaba de su nariz, se encerró en el cuarto de baño. Daniel espantado de sí mismo salió de casa. Aquella noche volvió de madrugada. Antes de irse a trabajar Laura creyó observarle mirando preocupado su herida en la cara, también le pareció recibir un beso en la frente, pero cuando despertó y se vio sola supo que lo había soñado. Aquella mañana mientras se pintaba más de lo normal intentando que no se notase nada sobre su pálida piel, no así sobre su corazón, recordaba los primeros años de casada.
.... La infantil efusión con que daba y recibía Amor, caricias, cariños. Como dejaba mecer su espíritu en la más preciosa cuna de ilusiones sin faltarle nunca esa chispa de fuego en sus ojos. Y Daniel, diligente, caballero, amantísimo de su mujer, viviendo para ella; pintando proyectos, sueños de mil colores y sacando a flote una pequeña empresa. Pasaban los años y crecía la empresa, crecía él y crecía su matrimonio. Se encontraba en el clímax de su carrera. Y sin saber cuando, todo empezó a ir mal...

Paso el día sola, ocupada pero sola. Se acostó temprano refugiándose en la lectura. Sintió a su marido llegar a casa, preparar su cena y evitar entrar en el dormitorio, ¿sentía remordimientos?, no, él no sabía que era eso. Esa noche tampoco durmió con ella. Por la mañana Laura encontró una rosa en la almohada. Y así transcurrían los días, unos daban paso a otros. Las rosas sobre la almohada se multiplicaban, pero era, como si a esas flores les faltara el color, la vida. En Navidad, delante de la familia , Laura y Daniel volvieron a ser el matrimonio perfecto. Pero algo se rompía cada vez más. Dicen que la convivencia es la tumba del Amor, pensaba ella viendo cada vez más lejos aquel paraíso de Dante, esa sublime expresión del ideal, ese cielo siempre azul.

Necesitaba volver a ser ella. Recobrar su identidad, aunque nada le dolía más que imaginar la vida sin él sabía que debía ser así, tenía que volver a empezar, en otro lugar, lejos de allí.

Tres meses después viajaba a Salamanca gracias a la oferta recibida.

Mirando distraídamente por la ventana de su oficina mientras saboreaba un soli
tario café, su pensamiento volaba hacia él. “¿Por qué no llama? ¿por qué no escribe? ¿se ha olvidado de mí?”.
No, no era fácil ser un solo corazón. Había decidido ser avara con sus sentimientos, empequeñecer su corazón pensando solo en ella, después en ella y luego en ella, ¡cúmplelo! –se dijo.
El teléfono sonó.
-Laura, tráeme el nuevo catálogo –
Al llegar al despacho del gerente, la secretaría le informó que tendría que esperar un par de minutos. -Está hablando con el jefe- dijo señalando hacia la puerta del despacho. Mientras las dos mujeres seguían hablando, dentro de la oficina contigua la gerente se despedía de su interlocutor:
-sí, no te preocupes, te mantendré informado de todo, descuida, confía en mí, nunca lo sabrá Daniel.

lunes, 29 de octubre de 2007

Prefacio

....Débiles rayos de sol se colaban por la pequeña ventana sin permiso. Apoyada en el dintel de la puerta, mi barbilla temblaba y apretaba los dientes con rabia pero..., no debía llorar. Los brazos rodeaban mi cintura, apretaban tanto que me dejaban sin aire, o era el aire el que me dejaba sin nada. Oía cantar a unos niños en el patio, quería gritarles que se fueran corriendo...
Luego, el tiempo se rompió y todo dejó de tener sentido. O quizá, nunca lo tuvo.
Algo golpeaba mis sienes sin descanso, como cuando me quiero despertar de un mal sueño, pero ésta vez estaba despierta; aunque quisiera pensar que aquello no estaba ocurriendo, no podía. Una fortaleza de papel se desvanecía mientras la amarga realidad crecía. La esperanza huía a trompicones detrás de la ilusión... me quedaba sola. El atroz destino tendía sus esposas y yo le pedía que me perdonara, que me llevara a otro tiempo, que volvería a nacer y buscaría un nuevo autor para mí sin que nadie se diese cuenta...
¿Por qué? Di, di ¿por qué?
¿Qué hice mal?
¿Por qué me castigas así?
No, no, no, no quiero.
La volví a mirar..., seguía allí. Su imagen inerte dolía más que nada. Me acerqué y la golpeé con todas mis fuerzas. Quería gritar... pero mi voz se perdía en la tristeza de una noche sin estrellas...

El borde del abismo por el que desde hace tanto tiempo camino, aquél veintiuno de Enero de 1991, se hizo infinitamente estrecho y resbaladizo. Tan sólo tenía veintiséis años. Demasiados amargores a mis espaldas, y el futuro más incierto y cruel ante mí...
A veces pienso..., a veces me gusta pensar que mi vida es una sinfonía inacabada, una singular y caprichosa sinfonía...
.
.
así empieza Fotos de un Adiós y esta soy yo brindando la noche de su segunda presentación, y ahora me apetece volver a brindar.
¡Por vosotros!
¡por ti!
¡por las vacaciones!
¡por la playa, por el mar!
ya ya ya :))))))))

domingo, 28 de octubre de 2007

Los dos somos imperfectos...

Te quiero
con toda mi alma...

Mujercitas




Sissi emperatriz



mi blog de Cine: http://solocinepuntocom.blogspot.com/

jueves, 25 de octubre de 2007

Cierra los ojos...




Cierra los ojos y dime que soy real
cierra los ojos y estréchame en tu pecho,
cierra los ojos y no me dejes marchar
otra vez no...,
cierra los ojos y ayúdame a volar.
.
-...Trece lunas-

martes, 23 de octubre de 2007

¡Música maestro!



Hasta que encontró aquella pasajera solución, creyó volverse loco. Dentro de unos años... ya vería.

Cada noche cuando salía del teatro y llegaba a casa, ponía la manita de Yesco sobre el casset con la grabación del concierto que había dirigido esa noche. El pequeño estaba completamente dormido y así continuaba. Por el día visualizaba vídeos de sus actuaciones mientras Yesco jugaba con su mecano junto a él. Un enorme perro les miraba perezosamente desde la butaca más cómoda de toda la sala.
Hubo un tiempo en el que componía, pero dejó de hacerlo cuando le anunciaron la sordera de su hijo. Era un bebé de seis meses entonces. Sordera profunda, diagnosticaron.

-¿Y la música? -pudo pensar al fin- ¿ mi hijo nunca sabrá lo que es la música?

Yesco tenía cinco años y era inmensamente feliz, como cualquier niño rodeado de amor y ternura. Le gustaba jugar imitando a papá moviendo sus pequeños bracitos. Emitía débiles sonidos al reír que eran vitamina celestial para su familia. El pequeño no se separaba nunca de Guau, un perro amaestrado que le anunciaba los peligros que él no podía oír. Llevaban juntos dos años, se entendían a la perfección. Con U, como había aprendido a llamarle Yesco, le dejaban alejarse de los ojos de los mayores sin miedo a que le pasara nada. Pero esas escapadas sólo eran permitidas en la finca de los abuelos.
Por ello aquella mañana el chiquillo no dejaba de sonreír, mientras que con su naricilla apoyada en el cristal del coche de mamá, observaba a dos gigantes algodones blancos perseguirse por un cielo eternamente azul. U, recostado a su lado, apoyando la gran cabeza en sus piernecitas, olisqueaba con los ojos cerrados el aroma de la temprana primavera que se colaba por una ventana. Mamá sonreía a través del retrovisor mirando la felicidad, porque su hijo era eso si la felicidad existía. Las cuatro estaciones de Vivaldi envolvían un turismo rojo que engalanaba una solitaria carretera comarcal.


El abrazo a los abuelos fue fuerte y corto, no podía ser de otra forma estando la pequeña bicicleta en el garaje.
Yesco pedaleaba a golpe de ilusión por el sendero. U, a cappella, ladraba al aire corriendo a su lado. Los altos chopos se inclinaban a saludarle; vistosas mariposas danzaban ante sus ojos abandonando por un momento las flores de los almendros; el viento mesaba sus alborotados y suaves cabellos mientras la vida acariciaba su cara.
De pronto, Yesco, se paró. U dejó de ladrar. El niño miró a su alrededor, al cielo. Las puntas de los altísimos chopos tenían ya hojas, jóvenes y tiernas hojas verdes. El suave viento las movía a la vez, de un lado hacía otro, hacia delante, hacia atrás, no paraban...
Yesco no dejaba de mirarlas. Se movían todas a la vez... de un lado a otro, de un lado a otro...
El niño se bajó de la bici e irguió su cuerpecito, echó la cabeza hacia atrás y emitiendo un leve ruido, comenzó a mover los brazos con su mirada clavada en las hojas que hacían cosquillas al cielo.
U, rompió el silencio, rompió el silencio con dos ladridos; dos ladridos, dos palabras: ¡ Música Maestro!.


Me emocioné mientras escribía el relato porque vi, oí, y sentí, el concierto de la vida dirigido por un niño sordo... - pag 172, Fotos de un Adiós-

domingo, 21 de octubre de 2007

Te siento...





Jadea la noche tu nombre
abre la luna mi cielo
surgen del miedo caricias,
te siento...
-...Trece lunas-

sábado, 20 de octubre de 2007

Te quiero tanto...

Anoche me despertó la luna
su luz golpeaba mi nombre a través de la ventana,
la oscuridad se llenaba de flores traspasando la almohada,
te quiero tanto que no me importa que no me quieras tú.

Acaricié su magia y rocé tus labios,
adormecí recelos y soñé tus ojos,
destrocé lamentos y robé tus sueños,
te quiero tanto que no me importa que no me quieras tú.

Abrazada a la noche grité locuras,
fabriqué quimeras,
anulé tristezas,
disfracé los versos con historias perfectas;
y creé ilusiones, metas y pasiones
y la luna pintó un sendero por recorrer tu nombre,
¡te quiero tanto..!
Te quiero tanto que no me importa que no me quieras tú.

I'll survive


Hoy me puse una camiseta negra con grandes letras blancas que pone eso... pero con dignidad como siempre he hecho.

-¿He contestado al editor?
No, que espere, yo esperé siete meses.
-¿Voy a dejar de escribir en el blog?
No, pero sí.
He quitado casi todos los poemas de la página principal, y los que vuelva a escribir nunca serán enteros y mira que me jode. No sirve de nada tenerlos registrados.
-¿Voy a dejar de hacer visitas?
Sí, pero no.
Hay algunos blogs que necesito mirarlos todos los días, me recuerdan que no estoy sola. Los demás los visitaré cuando pueda.
-¿Tendré menos visitas?
Sin duda, pero lo que ha pasado estos días ha 'perfilado' mi mundo 'virtual'.
-¿Decepcionada?
En absoluto, adoro la psicología y ya lo sabía. Y cada uno tiene su vida y sus problemas.
-¿Objetivos?
Mi tratamiento, Escribir fuera de la red, promoción, cuidar de los que quiero, y no dejar nunca de soñar.
-¿soy feliz?
Estoy en ello.

miércoles, 17 de octubre de 2007

¿Qué puedo hacer?

Estoy llorando, acabo de leer una crítica de Fotos de un Adiós -aunque incompleta, el libro le llegó ayer :)- de una escritora venezolana. Hay tantísima gente que le ha gustado!!!, o no, pero es que PABLO MÉNDEZ editor de NOSTRUM me ha negado la oportunidad de saberlo fuera de mi ciudad.

Y no solo eso: me trata como si no existiera.
Tengo problemas auditivos y no puedo mantener conversaciones telefónicas, por lo que siempre nos hemos comunicado por email. Hasta hace unos siete meses que no responde a mis correos salvo para decirme: sabes que yo por email no me sé comunicar ¿¿¿¿¿¿¿¿??????????

Publico el email, lo más importante, que le mandé el pasado 1 de Octubre -la semana pasada se lo volví a mandar- pidiéndole explicaciones y NO me ha contestado. Lo publico porque ya no sé qué hacer, pero al menos yo voy de frente: el primero en saber que, de momento, hago publico el email que le mandé en mi blog ha sido Pablo Méndez.

el email:

...(...) Por supuesto que no me he olvidado de Fotos de un Adiós, sigo haciendo promoción desde mi blog, y se han vendido unos cuantos -en Cobos también, nos informaron ellos- a pesar, muy a pesar, de que tu editorial, Pablo, fue como si trazase un circulo imaginario alrededor del posible 'éxito' del libro.
Qué si no quiere decir que el libro no haya salido deGuadalajara? Que no pasase por un corrector??
Mucha gente me aconsejó que contara lo que me has hecho, mejor dicho lo que NO me has hecho, el ningundeo hacia mi libro en el Pais. Pero no quise lios, y sobre todo por respeto a lapersona a la que más debo, Juan Garrido, me callé.
Lo pusiste a la venta en Lulú y te lo agradecí publicamente, pero ahí vale 22€ y aún así se han vendido unos cuantos.
Ponerlos a la venta en Lulú es Gratis, y el libro lo escribí yo, los derechos de autor son solo míos y elclub Siglo Futuro me cedió los derechos de venta del Libro. No crees que tengo Derecho a saber cuántos libros se han vendido??? Perdí la cuenta cerca de los 200 vendidos + Cobos +los ciento y pico que te compró COCEMFE + Lulu
¿¿me cuentas??
Estoy estudiando la posibilidad de descargar el librogratis en la red, Lulú es caro, no todo el mundo se atreve a dar datos bancarios, la gente lo quiere leer -pero no lo encuentran- y yo solo quiero que me lean.

martes, 16 de octubre de 2007

Cadenas

Mis ojos te devoraban mientras leías sentado en una cómoda butaca de la sala de estar. Tomaste un vaso de agua que había en la mesita de cristal y al llevártelo a la boca, reparaste en mí. Con suavidad lo dejaste de nuevo sobre la mesa después de beber muy despacio. Me miraste por un segundo apretando los labios, y pasaste la página. Un periódico se sostenía aburrido en mi regazo, pero yo sólo te veía a ti. Así había sido desde que tropezaste conmigo una semana antes cuando llegaste a la pensión. Te deshiciste en disculpas y sonrisas, y fue entonces, al cruzarse nuestros ojos, cuando comenzó ese dulce juego de seducir con la mirada olvidando que habías pedido una habitación doble porque pronto se reuniría contigo tu familia. Por lo menos yo lo olvidé.

Anoche, mientras cenábamos, me di cuenta que me he enamorado y apenas te conozco. Por mucho que me repita que tú nunca tomarías en serio a una mujer como yo, tus ojos me dicen lo contrario. No sé que va a ser de mí cuando te vayas.

Intentando olvidarme de ti fui al acantilado con mi nueva cámara de fotos. El espectáculo era enorme, con una reluciente luna llena brillando en todo su esplendor sobre la serenidad de un mar lleno de esperanza. Una pareja de gaviotas que oteaban el horizonte me hizo volver a la pensión, cargada de tristeza y sin una sola foto. No he pegado ojo en toda la noche. Y ahora busco tu sonrisa para reconciliarme con el mundo y estás tan serio absorto en tu lectura que, me pregunto si no habrá sido todo otro de mis absurdos sueños.
-¡Papá! -llamó un niño acercándose a ti y helándome el alma al mirar mis ruedas- Mamá dice que salgas ya.
-Ahora voy, espérame fuera. Tengo que ir un momento a la habitación -le dijiste cerrando el libro y poniéndote de pie.

Al pasar junto a mí rozaste mi hombro y al mirarte, me pareció ver en tus ojos toda la tristeza del mundo. Quise seguirte, levantarme de ésta odiosa silla de ruedas y salir andando detrás de ti, o empezar a correr huyendo de mi suerte, de mi castrante prisión. Quise abrazarte, que me abrazaras; quise tenerte sólo para mí, por un instante... por un instante de libertad.
............
Hoy hace un mes que te fuiste. Nada tiene sentido, o es que lo empieza a tener ahora porque enamorarme de ti me demostró que todavía estoy viva, sobre ruedas pero viva.

La luna llena vuelve a brillar con más fuerza que nunca sobre un mar furioso.
Furioso de deseo, de nostalgia, de pasión. La luna, mi luna, mi amiga, mi alma. Tan solitaria como yo. Y el mar, tan viril, tan fuerte, tan noble, como tú.

Guardé la cámara de fotos en la mochila y me arrimé al precipicio. Eché los frenos y me bajé de la silla quedándome sentada en el borde. El mar, a mis pies, se me antojaba que rugía a la luna con lujuria. Sería tan fácil, sería tan fácil dejarme caer y que me abrazaras para siempre. No, no me mires así bella luna, ahí somos iguales, tenemos que seguir brillando y ser libres de corazón. No hay otra opción.