Bienvenidos a mi blog

viernes, 28 de diciembre de 2012

Columpiándome en la luna…

Toca hacer balance de un año inolvidable para mí y tremendamente positivo, también tocaba actualizar mi blog… renovarse o morir. Aún quedan pequeñas cositas pendientes, pero todas las entrevistas que me van haciendo están a la derecha del blog.




En este año que casi se va me han ocurrido cosas que sólo ocurren en los cuentos de hadas, se han cumplido sueños, he reído, he llorado, he trabajado muy duro para que se conozca Las palabras del viento… he aprendido mucho, eso es lo bueno del trabajo, y sobre todo he aprendido a ladrar cuando no me interesa lo que me están contando.

También he sentido mucha impotencia, demasiada, al ver como recortan a los más débiles o desahucian a los más pobres para salvar un país que ya no lo conoce ni Dios. Un país mustio, decía el otro día un admirado amigo, y es verdad. España está triste, motivos no le faltan, pero nosotros no somos así… y no nos hace falta beber ni drogarnos para pasarlo bien.



Y es en este momento que se me arrejuntan todas las ideas a la vez, y las preguntas e ideas me salen a borbotones sin motivo aparente…

¿no tiene dinero para comer pero puede pagar varios litros de whisky? (la cerveza la regalan, eso ya lo sé) ¿las drogas han bajado de precio? Como han aumentado los controles de alcoholemia será por eso, o no se han enterado de que estamos en crisis. Pero lo mejor viene siendo ver como ha aumentado la picaresca de la gente, tól mundo haciendo un ‘simpa’ (sin pagar) en los centros comerciales colapsados en Navidad, porque no hay dinero ¿no?

¿Cómo no va hacer el tonto y el animal el de las tijeras?

Seamos consecuentes… si vas sólo a mirar lleva un cartel que lo diga… ay perdón perdón

Sed muy felices.

¡Felices Fiestas!



Se va un gran año para mí, pero lo mejor está por llegar.

Besos y abrazos.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Mi primer libro...

‘Desde mi libertad’ -Ana Belén... y yo-

“Desde mi libertad

soy fuerte porque soy volcán.

Nunca me enseñaron a volar

pero el vuelo debo alzar.”

...

Bajaba la cuesta gritando, con los brazos alzados, llamando al cielo con mis dedos. Volvía a correr como cuando era una niña, sobre ruedas, pero volvía a correr. Bajo la caricia del sol, el viento jugaba con mi pelo mientras Juan robaba instantes mesados de una extraña felicidad.

-Déjame que te haga fotos yo a ti... ¡Pero ayúdame a subir que no puedo!.


Habíamos acudido a una reunión familiar en el pueblo de mamá. Quería que me vieran, que comprobaran, al igual que había hecho yo, que la silla de ruedas sólo me facilitaba la vida. Hubo reacciones para todos los gustos, pero sólo me importaba la mía. Sabía que mi marido, mis padres y hermanos, habían aceptado mis ruedas, los demás tenían todo el tiempo del mundo para hacerlo. Aprendía a diferenciar los problemas ajenos de los propios. No era fácil. Tampoco moverme en habitaciones llenas de muebles. Los pasillos y puertas encogían a mi paso. Pero reía de verdad, conversaba con todos y me volvía a sentir viva... (...)

“No llevaré ninguna imagen de aquí

me iré desnuda igual que nací.

Debo empezar a ser yo misma y saber

que soy capaz y que ando por mi pie”.


Estábamos parados en un paso de cebra, los ojos de mi marido seguían las piernas que nacían de una corta minifalda. Me moría un poquito más cada vez que le veía mirar a otra. Inseguridad, gritaba algún visitante de mi mente. Pero no le podía tapar los ojos, no podía poner faldas hasta los tobillos a toda persona femenina con piernas. Gorda o delgada. Si movía con gracia las caderas al andar...

Le pegué un codazo. El coche de atrás nos había pitado y él seguía embobado.

-Aunque la monada se vista de seda... ¡Es feísima!

-¿Quién?

No merece la pena enfadarse. Tranquila. Inspira, sopla, inspira, sopla, inspira...

-¿Qué haces?

-Respiro ¿no me ves...?

_________ .....

 
Estos son unos pequeños extractos sacados de mi primer libro (la parte que más me gusta), y dejo de llamarle ‘Fotos de un adiós’ porque lo primero que haré cuando me ponga a trabajar en él será cambiarle el titulo, nadie entiende que no me despido sino que es una metáfora.

Siento no haber contestado a quienes me pedís el libro, voy a reeditarlo (todavía no sé ni con quién ni cómo, pero sé que lo haré) y ya no puedo regalarlo. Sólo os pido un poco de paciencia, si de verdad lo queréis leer... lo puedo hacer mucho mejor. El libro está escrito sólo hay que corregir y usar más la psicología.

Tengo tantas ideas que parezco un arco iris a punto de explotar, pero ya me callo...

lunes, 1 de octubre de 2012

Con Lucía...

con mi Lucía. En Madrid, claro.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

jueves, 20 de septiembre de 2012

Lo que opináis vosotros...

Siempre se dice, y a mí más que a nadie (vaya usted a ‘sabiendas’ del porqué), que los que escribimos y no somos conocidos nos auto alabamos, que las criticas no son ciertas vamos. Aquí os dejo una pequeña y cortita recopilación de gente que tiene el bendito facebook.



María: mediante la gentileza de un amigo tuve la oportunidad de leer tu novela. Me gustó muchísimo, la sentí muy humana y muy inteligente.
Saber abordar el tema de una guerra civil... desde una cierta objetividad, sabiendo que quienes están inmersos en ellafueron amigos antes y tendrán que ser vecinos después es de una perspectiva admirable.
Soy argentina , y sí muchas veces decimos que el viento susurra. Si escuchas a los álamos en una tarde de verano, en nuestra zona que es ventosa , es un difícil que no creas escuchar sus voce.
Gracias... Un abrazo

Cata Poggio Arendt


Hola María:
Quería felicitarte por tu novela. Hace unos días que acabé de leerla, pero hasta este momento no he tenido tiempo de decirte lo que me ha gustado y lo que he gozado leyéndola y lo que he aprendido, que desconocía... y lo bien que se lee y lo que me ha enganchado y...
Eso, que te doy la enhorabuena por haberla escrito y las gracias por publicarla.
Besos y feliz verano
Trini Reina


Querida María, anoche terminé de leer tu libro. Me ha encantado. El trasfondo histórico es durísimo, pero ésta ha sido nuestra historia y es fundamental no olvidarla para no volver a repetir los errores que se cometieron y que dieron lugar ...a tanto dolor. Y , además de sufrimiento u odio, también hay amistad, solidaridad, perdón, reconciliación, afán de superación, amor.... En definitiva, hay vida. Ánimo para seguir escribiendo y creo que tu libro bien podría ser la base para una buena película. En fin, espero que le llegue a algún productor que se anime.

Magdalena Valerio Cordero


Silencios contados a media voz. Sonrisas quietas en labios mudos. La historia de una vida y de las vidas que acompañaron a ésta.
La historia de mis gentes, de nuestras gentes, de una guerra entre hermanos. Historias de la historia trazadas con una pluma ágil, costumbrista, tan experimentada y precisa como lo es la de los mejores narradores contemporáneos. Todo eso y más es, Las palabras del viento, de María Narro.

Una obra que, sin lugar a dudas, se merece un puesto destacado en nuestra narrativa contemporánea. Una historia que te arrancará sonrisas, lágrimas y admiración, como suele hacerlo un trabajo preciso y lleno de magia.

Antonia J Corrales

Hola María!
Acabo de terminar "Las palabras del viento" y me ha encantado.
Me lo he leído en apenas tres días (he estado de viaje en Copenhague y ha sido mi libro de viaje).
Una historia muy familiar y muy cercana; una forma distinta (y muy real) de ver la reciente historia de España.
Aunque intuyo que alguien pueda criticar los saltos en el tiempo, a mí me han encantado; tres tiempos diferentes, protagonizados por tres nombres de mujer; Bernarda Alba, Mercedes y Laura.

Una historia trágica (como lo fue nuestra reciente historia), pero salpicada por toques de fino humor, romanticismo, y una cercanía que hace que nos sintamos totalmente inmersos en la historia.
¡Gracias! ¡He disfrutado leyéndola!

Pepe Samper


Gracias a todos vostros, y perdón por las que faltan.

viernes, 3 de agosto de 2012

Ilusión, fuerza, tesón... y mucho arte.

Vivir con una enfermedad como la ataxia de Friedreich no es fácil, pero nunca hay que creer que es muy difícil o imposible no, simplemente es diferente. Hay unas obligaciones claves y tienes que desechar todo ‘vagerismo’ pues no hay tratamiento hoy por hoy.
 Resulta gracioso, hace días recibí un email pidiéndome mi primer libro en el que hablo de la enfermedad, Fotos de un adiós. Lo regalo desde hace unos años y me pareció normal, lo que no fue tan normal es que me exigiera que se lo pasara a Word y acabara diciendo... que él también tenía una ataxia de Friedreich.
´
Me explico: regalo una descarga del libro en PDF que es lo que tengo, y no soporto el tono imperativo de nadie. Hay un archivo que lo pasa a Word, pero necesita tiempo y yo no lo tengo. Si me lees y lo quieres así bien, y si no pues hasta luego.

 Primer y único mandamiento: no se puede exigir ni todo el mundo está a tu servicio, y sin ilusión por aprender a hacer algo –superarse- no se va a ningún sitio.

 Tengo casi 48 años, me diagnosticaron la enfermedad a los 13 y la foto me la hicieron hace muy pocos días... ¿para qué mentir? Se me vio en público en la presentación de mi segunda novela en Guadalajara y me veréis, si todo va bien, el mes que viene en Madrid.
En la foto no estoy apoyada en nada, y eso se consigue con tesón, mucho ejercicio y costumbre. Utilizo los veranos para intentar mantenerme aunque en el invierno no pierdo el contacto con la piscina, que es lo que mejor viene a alguien con ataxia de Friedreich.
 Este verano nos hicimos con una colchoneta para que yo pudiera descansar dentro del agua y no tenerme que sacar varias veces... ¡pero qué se le va a hacer! Me aburro tomando el sol, me picó una avispa, estoy negra y aún me queda un mes de piscina de verano... Y se me ocurrió sentarme en la colchoneta, hacer equilibrio sin apoyarme en nada, intentarlo al menos pues nunca lo había hecho.
 -¡Ah no, no, tú no puedes! ¡te vas a caer! –me dijeron.
-Soy especialista en tragar agua –dije yo.
Carcajadas, aguadillas, los ladridos de mi perro. Y... ¡lo conseguí!
Aguanto un montón sentada como un moro encima de la colchoneta sobre el agua yo sola. Falta la foto... pero con camiseta

¿Y el arte?
ah, pues que me caí de la posturita de la foto al cerrar el ordenador... pero me caí con mucho arte como se ve en la portada de facebook ¿o no?

lunes, 23 de julio de 2012

Preparando la presentación de Madrid

Nos vemos el 28 de Septiembre en la Casa del Libro Hermosilla, Madrid. (Castellana)

ya lo explicaré más despacio, sigo de vacaciones...

martes, 15 de mayo de 2012

En definitiva, hay vida...

Querida María, anoche terminé de leer tu libro. Me ha encantado. El trasfondo histórico es durísimo, pero ésta ha sido nuestra historia y es fundamental no olvidarla para no volver a repetir los errores que se cometieron y que dieron lugar ......a tanto dolor.
Y , además de sufrimiento u odio,también hay amistad, solidaridad, perdón, reconciliación, afán de superación,amor....
En definitiva, hay vida.
Ánimo para seguir escribiendo y creo que tu libro bien podría ser la base para una buena película. En fín, espero que le llegue a algún productor que se anime.





Magdalena Valerio Cordero

lunes, 14 de mayo de 2012

Una sonrisa inteligente dentro del horror

Es muy emocionante, con esos personajes tan reales y divertidos. Una sonrisa inteligente dentro del horror. Me dio pena que terminara.
Lara Fuerte Rojo (Cuenca)

Ya he leído tu novela, aunque te parezca raro (por lo poco que he tardado en devorarla), la he leído pausadamente; caminando, disfrutando, por esos caminos que yo mismo recorrí hace años; Me has hecho sentir el dolor por los paisanos muertos, por los cañonazos a la catedral. He notado vacío en mi estómago, de hambre y por el dolor que describes... He disfrutado con su lectura.
 Puedes estar contenta y satisfecha de tus personajes, tan humanos. Enhorabuena, y a por otras, otras novelas y otros personajes, cuya descripción se te da de maravilla.
 Muchos besos.
Jorge Torres (Sigïenza)

 Me ha resultado muy agradable, emocionante. Y el mejor tratamiento posible a aquella guerra que para mi es difícil de calificar. “...yo no soy ningún babino...”, se me escapó una carcajada a pesar del drama que la situación encerraba. Aunque no soy ningún crítico especializado a mi me ha gustado mucho toda la historia, sí.
 Mario (Guadalajara)

Coincido con tu presentador. Es una buena obra. Los personajes son creíbles y cuentan una historia terrible al desgranar su vida tierna, dura, romántica y de sueños rotos. Las palabras del viento, son más fuertes. ¡Me encanta! Quiero darte las gracias, escritora.
 Juan Manuel (Guadalajara)

Sin miedo a defraudar... hay tanta gente que la está leyendo que eso, justamente eso, es el mejor premio para un escritor.
Mucho calor y algo de fiebre, pero feliz.
Gracias.

viernes, 11 de mayo de 2012

IMPRESIONANTE

El gran acierto de la novela es la creación de un mundo, un mundo subsistente y de tal densidad que llega a tener autonomía y da la impresión que ya no es la autora quien dirige la acción sino que son los personajes los que la determinan siguiendo su lógica particular.
Su autenticidad hace que lleven un camino inevitable, del que no los puede remover el capricho del autor. Las relaciones con el curso de la historia (en este caso la guerra civil) es la de exposición de unos hechos particulares que explican una situación general. Esa técnica es la que resulta eficaz. Luego, esa cronología de presentar tres cortes simultáneos está muy lograda.
Con recursos claves como la sorpresa y el humor que la convierten en una verdadera delicia.

Otro acierto es el protagonismo que tienen las mujeres, todas ellas elementos de enorme personalidad y fuerza motriz (aquí sí hay una contaminación, una correspondencia, entre la autora y sus personajes).
Tengo la impresión de que María tiene una gran sabiduría, muchas lecturas a sus espaldas, una gran sensibilidad, y una planificación inteligente de las situaciones. Es familiar de Lorca, Hernández, Goethe, Nietzsche...

Creo que las líneas de fuerza de la novela son el amor, el humor, la muerte... y esos giros inesperados que la convierten en toda una Sorpresa.

En una palabra IM-PRE-SIO-NAN-TE.

Alejandro Nieto

Nueva cara y actualización del blog de la novela Las palabras del viento

lunes, 7 de mayo de 2012

Carta abierta de una escritora más, María Narro

Cuando publiqué mi primer libro alguien borró mi entusiasmo y sonrisa diciéndome: te publican sólo porque estás enferma. Quien me lo dijo nunca ha leído nada mío porque no lee, para él o para ellos simplemente soy un jarrón, herido y precioso pero jarrón. Que te digan algo así... no lo olvidas nunca.

 Seis años después vuelvo a publicar otra novela, la presentación de nuevo corre a cargo de la Fundación Siglo Futuro (ya han colgado en su web el resumen).
 Mi enfermedad no es mi carta de presentación.
Agradezco que se me admire, que me digáis que soy un ejemplo, conmovedora, especial, fuerte... lo agradezco de verás, pero es que soy la mujer más normal del mundo. Me tengo que depilar y me pongo histérica cuando falla algo; inaguantable y a veces adorable... como todas. Y lucho por ser una más.
Quitarme la etiqueta de la enfermedad, por favor.

Yo ya hablé de esto, pero hace seis años, y si ahora lo menciono en mi biografía es porque no tengo nada que ocultar. Aunque lo hice cuando acabé de escribir LAS PALABRAS DEL VIENTO. Ninguna editorial supo de mi enfermedad, ni silla de ruedas hasta que no les interesó mi novela. Porque no quería más favores, ni mi enfermedad es mi carta de presentación. Por favor, no matéis a Merche y Bernarda antes de leerlas, por Sigüenza, por mí.
Ahora toca leer y hablar de la novela, no de mí. No se van a vender más ejemplares porque yo vaya en silla de ruedas... Se venderán si la novela es buena.
Y eso te toca decirlo a ti.
Sólo pido una oportunidad como escritora, llevo dos años luchando por esto. Juzgar mi forma de escribir. Si de verdad queréis hacerme un regalo leed LAS PALABRAS DEL VIENTO y luego me contáis vuestras impresiones. Paco Marquina lo hizo.
Y claro que me llamo Mari Carmen, pero los míos siempre me han llamado Mari, y la que intenta ser escritora se llama María Narro.

Gracias por vuestro apoyo, y Buenos días

lunes, 30 de abril de 2012

Acariciar un sueño...

Entre las manos... ¡por fin!
 Poder acariciar el esfuerzo, tesón y constancia por ver mi trabajo publicado no tiene precio, ni palabras. No hay palabras... estas sí que se las lleva el viento.
Me vais a perdonar todos aquellos a los que debo correo, hablar con vosotros... pero presento el jueves algo demasiado importante para mí y quiero que todo salga perfecto. Y la perfección necesita tiempo. Mañana es fiesta y el miércoles me requiere mi gente lejos de aquí...
Nos vemos el jueves ¡que Dios nos coja confesados! :)))))))))))))))))))))))

 LAS PALABRAS DEL VIENTO ¡ya está en Guadalajara!

 Nota previa de la autora
La historia aquí narrada es totalmente ficticia, sus personajes también lo son. Los lugares, el escenario elegido, son reales como todos los acontecimientos ocurridos durante la guerra civil española. Fue como si la realidad marcara un círculo del que no me podía salir, con algunas cosas olvidadas de las que no pude entender el porqué. Pero sí adiviné que nadie lo había contado así...

lunes, 23 de abril de 2012

Pelea de perros..

Hoy debería ser un día muy, muy... pues no.
Bruno, mi perro, estaba solo hizo un agujero y se escapó. Se asomó a una ventana a dos patas sacando la lengua...
-Uy qué perro más mono!!- dijo la dueña de la casa y salió a acariciarlo. Junto a su marido deciden ir a ver de quién es el perro.
 A mi perro lo atan y sueltan al suyo para que les acompañe. Y mi perro tiene un problema: se lleva muy mal con los perros, con las perras no. Total que los perros se empiezan a ladrar y pegar. Recordemos que mi perro está atado y el perro de éste gran hombre (físicamente quiero decir) suelto. Pero mi perro se le escapa, no se me escapa a mí que voy en silla de ruedas pero a este ‘gran hombre’ sí. Y este señor gran grande recibe un mordisco. De mi perro, 3 puntos le han dado.
Y todo esto lo cuentan con una sonrisa de oreja a oreja, intentando caer bien... sobre todo a mí que estoy sujetando a mi perro para que no vaya otra vez a saludarlos. Llamaron a la Guardia Civil y nos han denunciado. Ellos no, el veterinario... y lo repiten 40 veces. Los guardias se fueron aburridos después de jugar más de media hora con mi perro y dejarlo de nuevo en nuestra finca.
Este señor nos cuenta la historia ayer por la mañana, por la tarde una chica viene a contarnos casi la versión contraria, que es cuando mi familia empieza a dudar que yo esté loca ya que no paraba de repetir: mi perro no muerde si no le pegan. Y por la tarde viene el alcalde...
Han puesto una fama de asesino a mi perro que es para inflarles a hostias, cuando alguien del pueblo hace casi dos años abandonó y apaleó una camada de cachorros.
Se salvó uno, que llegó a mi finca medio muerto.
Se llama Bruno y tiene casi dos años.

viernes, 20 de abril de 2012

¡Ya está en la casa del libro!



También se puede pedir a través del email pedidos@gruplobher.es, lo envian a casa y sin gastos de envío en España

martes, 17 de abril de 2012

¡TOMAAAAAAAAAAAA!

Yo venía así, todo cansada del gimnasio, y... SORPRESO!!!!




de venta en librerias a partir del próximo ¡23 de abril!

viernes, 13 de abril de 2012

En las nubes...




Tomando vitaminas y escuchando música clásica.
Escribiendo, leyendo y preparando algo muy bonito para conocer mejor a Antonia J Corrales. Y la semana que viene empezaré un curso de yoga aquí, con quien me aguante y se sepa reír, pa’ relaja...r los nervios.



A veces no salen las cosas como tú quieres... o quizá han salido mejor de lo esperado, porque ahora estoy segura. El momento es más bonito; aunque la actualidad me deprime no consigue anular mi sonrisa porque llevo luchando por esto dos años. Sé lo que he escrito, y es guapo, muy guapo.



Andamos a la espera, Roberto Hernaiz -mi editor- y yo, de que la Fundación Siglo Futuro de Guadalajara nos confirme lugar, fecha y hora de la presentación oficial de LAS PALABRAS DEL VIENTO, el presentador nos falló.
Y soy feliz.

Buenas tardes, buenas noches, buenos días... o Feliz Navidad.

lunes, 9 de abril de 2012

Primera crítica y sinopsis... Las palabras del viento

Sinopsis, y Primera crítica...

¿Marcó la guerra civil española el carácter de nuestros abuelos? ¿El miedo de aquellos niños que la vivieron dejó huella en sus vidas? ¿Y en la de sus descendientes?
La soledad en la que creció Mercedes, bajo la amargura de su abuela, demuestra que en muchos sí. A pesar de todo, los libros y Morse, el hijo del panadero, la ayudan a soñar conociendo la poesía. Un fatal incidente la saca de sus raíces y a partir de ahí el empeño de la niña sólo será irse a Sigüenza para alejarse de su abuela y saber la verdad sobre su familia...

Las palabras del viento es una novela que descose el tiempo creando un verdadero puzzle. Se enfrenta de cara a la fatídica guerra civil y a sus años previos. Muestra sin juzgar. Sin banderas. Contada de una forma diferente, desde abajo, dándole voz al pueblo llano, a su humor pese al dolor, nos transporta a aquellos días. Destapa “el silenciamiento” de lo que ocurrió en Sigüenza, Guadalajara. Dicen que para olvidar hay que recordar; porque mirar hacia atrás no es rencor sino historia. Sólo sabiendo lo que ocurrió se puede aprender a no cometer los mismos errores.
Pero la novela no se ancla en el pasado, sino que mira con aplomo hacia el futuro añorando, a la vez que afianzando, una forma de comunicación como fue y es el código morse.
-------------------

“Silencios contados a media voz. Sonrisas quietas en labios mudos. La historia de una vida y de las vidas que acompañaron a ésta. La historia de mis gentes, de nuestras gentes, de una guerra entre hermanos. Historias de la historia trazadas con una pluma ágil, costumbrista, tan experimentada y precisa como lo es la de los mejores narradores contemporáneos. Todo eso y más es, Las palabras del viento, de María Narro. Una obra que, sin lugar a dudas, se merece un puesto destacado en nuestra narrativa contemporánea. Una historia que te arrancará sonrisas, lágrimas y admiración, como suele hacerlo un trabajo preciso y lleno de magia”
Antonia J Corrales
Escritora y Correctora

jueves, 22 de marzo de 2012

¡Ay...! Las palabras del viento

“...Merche y Bernarda se lo merecen, y los amantes de la literatura, de la buena, se merecen que forme parte de sus vidas. Y, en justicia, Sigüenza se merece un sitio en la historia que le corresponde. Y tú la has colocado donde se merece..."

Antonio Mata Huete
.
autor de 'Aires de Gloria' y redactor jefe de la revista cinegética Caza y Safari.

Queda un mes, todo llega.
¿Nerviosa? No, en absoluto, me ha costado demasiado llegar aquí, si no me entra la tos o un ataque de risa lo haré genial ;)
Es el logro de una mujer que, ocultando su enfermedad, sólo pedía que se la tratase como a un escritor más. Y nadie me hizo caso... sólo una gran editorial se entusiasmó con mi propuesta, pero la escritora que más me ha minusvalorado siempre se adelantó a decirles lo que yo ocultaba (algunas personas son un tanto torpes, y todo se sabe)

En la propuesta editorial que envíe no figura mi enfermedad ni discapacidad, en mi currículum tampoco. Se trataba de que valoraran mi forma de escribir, al menos mi mediana inteligencia lo entiende así. Una vez que me piden la novela entonces ya hablo de mí, porque yo no me avergüenzo de nada... ni intento vender un rosal ocultando las espinas.
Sobran nombres, al menos yo tengo clase... pero jamás leeré un libro tuyo.

Entre cardos y ninguneo pasan casi dos años y, ‘enseñando un poco la patita’ y leyéndome por fin, Las palabras del viento empieza a interesar, pero va a ser el Grup Lobher quien la va a publicar porque creyeron en mi novela hace meses.
Y que a nadie le extrañe que piense que no gusta tanto leer como se dice, si Las palabras del viento es novela corta, si escribo un libro de 500 páginas no me lee ni Dios.
De todas formas... alargar una historia que has contado en ciento y pico páginas por parecer más intelectual, me parece tan absurdo que no se por dónde cogerlo...
Es que la gente se queda con ganas de ti (al menos algo así me han dicho). Mejor que la novela resulte algo sesudo, difícil de leer y largo ¿no? Y si de verdad interesa leer más de mí: estoy ultimando un divertido libro de relatos que colgaré después del verano en Amazon.

Va a ser difícil romper tópicos y prejuicios siendo novata, o no... quién sabe. Las críticas que van llegando de la novela son buenas... muy buenas (aún faltan y ya hablaré de ellas; no quiero poner a nadie en un compromiso) y van a ayudar a romper ese muro de prejuicios que me rodea o a esa gente que me considera idiota (¡las apariencias engañan tanto!); aunque las críticas sean negativas me ayudaran a crecer como escritora, como persona. Y tan novata no soy; es mi segunda novela, pero mi cuarto libro (además de haber participado en tres libros más)
Mi madre sí que está nerviosa, la ha leído ya tres veces y cada vez le gusta más. Pero la primera vez que la leyó, se asustó. Tú estás segura de que lo que cuentas ocurrió, me preguntaba.
Los acontecimientos militares sí, lo demás no: nada.

Las palabras del viento puede ser una sorpresa, y yo con ella... si no me entra la tos o un ataque de risa jajajajaja
(tranquilos que aún queda un mes para ‘educarme’)

¿Y tú qué sabes de la guerra civil? Continuará... no sé si aquí pues hay mucho trabajo detrás del telón, o como me dijo mi amiga Antonia J Corrales: en las presentaciones.

lunes, 19 de marzo de 2012

¿Desaparecida?



No. Entrenando (tanto física como psicológicamente), leyendo, escribiendo y pensando.
La gimnasia, el deporte y estar activa, hace tiempo que son mis apellidos. Ahora lo son más que nunca, además de producir bienestar, te agotas y no piensas.
¡Ni que te estuvieras entrenando para casarte!
Ahora no, hace veinticuatro años sí. Ya dije que el día 23 de abril era especial para mí, si se cumplen fechas: presentaré LAS PALABRAS DEL VIENTO, y es mi aniversario de boda.
Unos leen el Quijote sin parar el día 23, y yo me casé.

También se entrena leyendo, y sobre todo se aprende mucho. Me reservaba el libro de Niños feroces de Lorenzo Silva para documentarme más y mejor sobre las guerras. Todos las tememos y odiamos pero queremos saber, entender si se puede. Aunque la codicia y avaricia de quienes mueven las guerras llevándose por delante a decenas de miles de inocentes está fuera de cualquier alcance de compresión, queremos saber. De Niños feroces haré una reseña antes de “lanzarme al vacío” con mi novela, merece la pena.
Creo que ya ha pasado el tiempo (y ahora me refiero sólo a España con la guerra civil) de decir o pensar que mirar hacia atrás es abrir viejas heridas (me/nos enseñaron a pensar así). Es ilógico y casi tétrico nombrar a Hitler, nazis, Alemania, Guerra mundial... aquello fue historia, y lo que ocurrió aquí ¿qué fue?
Sin política, SIN banderas, narrado de un forma diferente, Las palabras del viento te invita a mirar atrás. Pero no es una historia de guerra sino que mezcla la trama de la novela con la guerra civil.

Mucho, mucho que decir... por eso escribo.

miércoles, 7 de marzo de 2012

miércoles, 22 de febrero de 2012

Escribiendo soy feliz

Hoy hace dos años que registré mi segunda novela, Las palabras del viento. Hoy es 22 del 2 del 2012. Me faltan dos meses para publicar ¡por fin!. Mi número es el 2, y no me duele uno sino los dos riñones.... :))



Os quiero mucho, y perdón por no visitaros más a menudo.



lunes, 20 de febrero de 2012

El crack de la noche...


Santiago Segura, sin pelos en la lengua. Se despachó a gusto, le entiendo y le admiro; entre tanto chiste metió verdades como puños. Pero nada que hacer Santiago... de cara a la galería siempre quedará mejor el policía corrupto que interpreta Coronado que el tuyo simpatizante del Atleti. Ser o no ser intelectual, o parecerlo. Ya sabes, de cara a la galería. Ellos se llevan los Goya, y tú el dinero y el favor del público puesto que tu película es la más taquillera. Personalmente no he visto ninguna de las dos, pero a ti te vi anoche y sé entender.

Más momentos cracks... la formidable aparición de Silvia Abascal. Guapísima, elegante y en proceso de notable recuperación.
Y mi otro momento crack fue ver a José Mota toda la noche tuiteando con el móvil porque se aburría...

La voz dormida era mi preferida, pero no por la historia (demasiado triste, en su día no acabé el libro de Dulce Chacón) sino por los actores, el montaje, producción, vestuario... todo el trabajo que lleva adaptar un libro al cine. Aunque creo que al resultado final le faltó el mismo aliciente por el que yo no acabé el libro.
Deduje que no iba a ganar cuando se premió el documental del juez Garzón. La noche ya había saldado su deuda con el pasado, o no hay que llamar mucho la atención.

Y la más elegante... Belén Rueda.

viernes, 10 de febrero de 2012

Las palabras de María Narro

Entrevista que me ha hecho Nacho Largo Nuevo.-



Una de mis amigas preferidas es escritora, se llama María Narro. La busqué después de leer su libro Fotos de un Adiós, me tocó el alma con él. Después la conocí en persona de una forma fugaz. Su empuje y fuerza borran distancias...

Nacho_
¿Quién es María Narro?
María_
Una mujer que se equivocó de planeta... a ‘Fotos de un adiós’ –mi primer libro, el que cuenta mi historia con la enfermedad y ganas de vivir- lo quise titular Un marciano con coletas. Siempre he sido la rara, la enfermita, la que desentona con casi todo y todos, o tiene una armonía que no entiende nadie... Y encima me dio por escribir.
Nacho_ ¿Por qué escribes?
María_
Porque busco algo más. Comunicarme desnudando palabras, experimentar con ellas. Rozar sentimientos, emociones, vivir otras vidas; creo que un escritor ha de ser un buen actor y creerse él mismo la trama metiéndose en la piel de cada personaje si no... no hay tu tía. Desde niña soy soñadora, novelera y mentirosa. Las mentiras las aparcó mi enfermedad fuera de mí, pero han vuelto con mis novelas, relatos y la chica que trabaja en mi casa (Sonríe).


Nacho_ ¿Quiénes han sido tus maestros?
María_ Son, soy una eterna aprendiza de todo. Durante años tuve de maestro a mi mejor amigo, Carlos (Serax) en el foro de escritores de Terra; Josefina Aldecoa es mi maestra preferida, entre otros Grandes escritores como Shakespeare; luego, los libros que vas leyendo que te enseñan mucho, y claro, Mafalda y el Google...
Nacho_ Para, para... ¿cómo que claro, Mafalda y el Google?
María_
Si tienes en cuenta que soy autodidacta desde hace muchos años es fácil de entender. Como es sabido el sentido del humor modifica el cerebro de forma positiva, suele ser intrínseco pero también se estudia; me relaja mucho leer a Mafalda... Quino es superior, también me gusta José Mota. A ese me parezco más, debe ser porque somos más o menos de la misma tierra; la palabra “guantas” la utiliza él.
Y el Google porque lo tengo en casa; puede ser un escaparate de cultura, de conocimientos, testimonios, también un escaparate de pornografía y de idioteces varias.... puede ser lo que tú quieras. Y no hay barreras, ni arquitectónicas, ni auditivas, ni psicológicas.


Nacho_ ¿Es difícil vivir con una ataxia de Friedreich, tu enfermedad?
María
_ ¡Ya salió, a ver...! Es difícil vivir, Nacho. O como dice Carmen Martín Gaite, Lo raro es vivir. En mi caso, lo que más echo de menos es no poder escuchar la radio pues tengo que ver la boca de quien habla, o verlo por escrito La música, por suerte, es diferente ya que basta con oírla. Cuando vives con limitaciones te buscas tus propios trucos... por ejemplo al hacerme una entrevista pido el guión antes.
Y tienes que asumir, más que aceptar, que no puedes hacer algunas cosas... pero puedes hacer muchas otras. Esto no anula a nadie, quizá al revés: te hace más grande.
Pero tienes que creerlo y trabajar por ello, tanto física como intelectualmente.


Nacho_ La pregunta obligada... ¿Colgarás tus libros en Amazon?
María
_ De momento no, ninguno. Necesita mucho tiempo y yo ahora no lo tengo, sin contar con que yo provengo de la escuela en la que me enseñaron que la autoedición es el suicidio del escritor. Cosa totalmente errada como han demostrado compañeros como Armando Rodera, entre otros... pero lleva su tiempo asimilar que me enseñaron una mentira. Y ya te digo, tiempo ahora no tengo.


Nacho_ Háblame de Las palabras del Viento.
María
_ Es mi segunda novela, el cuarto libro que escribo en solitario, y la va a publicar el Grup Lobher, en el mes de abril si todo va bien. Cuenta una historia de nietos y abuelos que transcurre en la posguerra alcarreña.
Al poco tiempo de morir un amigo me encerré en mí misma volviendo a leer Cumbres Borrascosas de Emily Brontë sin querer saber nada de nadie, pero “la máquina de la curiosidad” empezó a funcionar ¿Cómo se podían crear personajes tan perversos...?
Y siempre buscando ese algo más... ¿Pero, por qué y cómo serían aquí en España? Y así nació Las palabras del viento.
Tardé en escribirla creo que tres años, la labor de documentación fue impresionante, pero no solo en lo que se refiere a la guerra civil sino en todo. Aunque haya trozos que parezcan alocados, espontáneos, está muy pensada, digamos que la espontaneidad también se piensa, se estudia. A mí se me escapa, y luego tengo que estudiar ese “escapamiento”.
Pero ha salido bien, al menos el book trailer (gracias por ponerlo) gusta mucho.
Nacho_ ¿Y si hicieran una película de tu novela?
María
_ Pues iríamos a los Oscars. (Risas). Hay acción, humor, misterio, amor, lágrimas... y no es predecible porque yo no lo soy. Por eso no me preocupan las coincidencias –aunque no me gustan- con alguna novela reciente, yo he dicho cómo he tratado la guerra durante más de un año y alguien dice ahora lo mismo; pero no me preocupa... por eso, y porque no la han leído. Hay demasiadas sorpresas aunque la novela vaya muy deprisa, no me dejaba ir de otra forma. Tenía vida propia antes de acabarla.

Mucha suerte, María. Has luchado durante dos años por ver publicada Las palabras del Viento, sola, sin agente literario. Te han cerrado miles de puertas sin leerte, sólo los que tienen un Gran motivo siguen adelante.
¡Mucha mierda!

martes, 7 de febrero de 2012

Una mala racha

Hace tiempo que no escribo en mi blog. Borré una entrada que hablaba de ‘Las palabras del viento’ y me cuesta expresar que no lo estoy pasando bien.
Borré la entrada porque no hay que dar pistas, dice mi editor, y la falta de Originalidad es un fantasma que me persigue, o mirar una nueva novela de planeta.
La política, la represión..., también está apretando. La semana que viene podré hablar.
Y el cáncer, el maldito Cáncer.

Cuando se pasa mal, y la quimioterapia de mi cuñada es un hueso MUY DIFÍCIL de roer, te buscas un espejo. Mi amiga Ana superó un cáncer de pecho...

Han tardado en decírmelo, pero ya lo sé.
A Ana se le ha reproducido el cáncer en otro sitio.

Me siento como si alguien me hubiera desarropado a media noche. Y éste frío no ayuda. Sé que las luces se encenderán pronto, y caminaré por un túnel de luz hacia la publicación de mi novela. Pero mientras... hace mucho frío.

jueves, 19 de enero de 2012

Un quijote sobre ruedas...

-No desfallezcáis, mi señor don Quijote, mirad que los caminos están llenos de sueños robados y presto ha de liberarlos.
-Dices bien, amigo Sancho, que no es menester de un caballero andante quejarse por luchar contra gigantes que prohíben integraciones y mismas oportunidades, ni aun cuando lo haga desde una silla con ruedas. En verdad te digo que el Sabio “Festino” hace la senda difícil, llena de cobardes desilusiones convertidas en peldaños y viles promesas incumplidas disfrazadas de mentiras, ¡mas, ea! prepárame la armadura que he de entrar de nuevo en batalla.
-Mire vuestra merced, que hoy puede ser el día en el que alguien quisiera caminar con sus zapatos un rato...

-Bien parece que no estás cursado en esto de la aventura del vivir -dijo Esteban hablando de nuevo al espejo-. Algunos, quizás yo, nos sentimos hastiados de Estar cuando en verdad queremos Ser. Como loco voy por esos mundos tras una accesibilidad que el Sabio “Festino” ha convertido en utopía, mas todos caminan ya con orejeras cuán rocín bajo tus posaderas, y a nadie le importa lo que le ocurra al otro. La vida camina deprisa, y aunque me canso y tropiezo más de lo que me gustaría en la desazón, amigo Sancho, sigo luchando porque la vida es la batalla más hermosa que pueda existir. Y he de ganar por absurdas e iguales que sean siempre esas batallas, y si no ganar, por lo menos Vivir.
-¡Cobarde de mí! Perdóneme vuestra merced, pensaba que seguía a un loco.
-Quién sabe si no es así, hermano. Quién sabe si alguna vez lograré vivir sin tener que vestir la realidad con los mejores calzones de la locura para que se haga soportable.

-Complacido me quedaría yo sin ínsul
a, mi señor don Quijote, si el Sabio “Festino” tuviera a bien quitar pedruscos de su camino.
-No te preocupes, amigo Sancho, y recuerda que no es menester de caballeros andantes quejarse ni aun cuando lleven ruedas. ¡Más ea! olvidemos ésta plática y empieza a dar brillo a esa armadura.
.



miércoles, 11 de enero de 2012

La profesora de piano...

Volaba tan alto, tan lejos... flotaba cada vez que sus dedos rozaban las teclas. Su alma vibraba dejándose arrastrar a un mundo mágico. Nadie creía que pudieran llegar a compenetrarse de aquella manera, a fundirse en un solo corazón porque él, sin duda lo tenía.

Si estaba triste, su música lo decía; si por el contrario veía el sol, su música resplandecía. Aquella perfecta unión sólo la podían compartir con almas blancas, y la querían compartir.
Cuando empezó a enseñar, más de uno se llevo las manos a la cabeza. Cuando veían como sus hijos avanzaban en clase de música, alababan en silencio...
Sus manos..., las manos de Clarisa, a través de sus manos les sentía y guiaba a todos. Disfrutaba tanto o más cuando sus alumnos más aventajados tocaban pequeñas piezas compuestas por ellos mismos.

Y... su preferido, el pequeño Nando, a cuyos padres les había parecido absurda la idea del terapeuta de que empezara a conocer la música, ahora veía un rayo de luz al comprobar que la profesora de piano era sorda desde niña.

(Beethoven se quedó sordo a los cuarenta y cinco años, después compuso la novena sinfonía sin oír nada... )

miércoles, 4 de enero de 2012

Dulce caos...

Queridos señores magos; este año ando bastante confundida con los Reyes.
No sé si también son familia de Iñaki y sabían de su delito desde hace tiempo, si son ustedes mis padres, o si realmente siguen siendo Melchor, Gaspar y Baltasar.
Estoy confundida, de verdad.

¿Ustedes perseguían una estrella?
¿De las que brillan como las farolas? María dice que esas están dentro, pero por más que miro en los cajones y dentro del armario no las veo.
Estoy muy confundida.

¿Y ustedes conceden deseos?
¿Cuántos? ¿Puedo pedir solo uno, o tres ó cuatro?
¿Y puedo comer chuches sin lavarme los dientes?
¿Y quedarme hasta tarde para ver los camellos? María está loca, dice que éste año por la crisis vendrán ustedes en un carro tirado por mulas.

¿Qué es la crisis, señores Magos Reyes queridos?
Ando muy confundida.
¿Y por eso han llamado ustedes a la cajera alemana esa del Merkeldona?
¡Ah...! Ya.


¿Y esa trae juguetes o deseos?

Yo sólo quiero juguetes, a ser posible sin usar, y María deseos. Yo soy la niña que fue cuando era pequeña, un poco después de nacer luego ya no. Ella quiere que te sientas especial siempre... porque lo eres.
María está loca, además de deseos quiere libros y encima los lee. Dice que este año que ya ha venido va a publicar un libro sobre americanos, indios, apaches, la nancy, una muñeca de trapo, una cocinita...
Creo que me he equivocado de lista, esa es la mía, señores Magos Reyes queridos.
Y el libro ese lo ha escrito ella sola mismamente todas las páginas y renglones. No sé si me explico bien al decir que está loca.
¿Y ustedes cuándo llegan aquí para poner mis zapatos en la ventana?
¿Antes o después que a Canarias?


Sólo deseo que os sintáis especiales porque todos lo sois, una pizca de Suerte, mucho Amor, y que el Cáncer se aleje de mi cuñada.


Felices Reyes
María Narro

domingo, 1 de enero de 2012

¡Feliz año nuevo!!

Guapa a rabiar, feliz y contenta; superada carretera... ¡Ahora sí!
a