Bienvenidos a mi blog

viernes, 30 de diciembre de 2011

Tú...

Tú, no serás la locura, una pisca de jabón , que te beso
y te vas, dime que hace tiempo ya me deseas a mi
que eres mi razón, mi voz, dime que no eres tú, solo un
espejismo, tú….


30 de diciembre, preparada y casi lista. Y se va... al borde del precipicio, pero ésta vez azul. Con miedos sí, el cáncer es muy duro en una persona tan cercana. Y estás tú...


Cantaré, y al caminar despertaré, al mundo entero
le hablaré de todo lo que es mío de ti, muchacha triste,
cantaré, diré a la lluvia que al caer, amar es otro viento
que solo el cielo sea azul, inmenso río azul.





(propongo hacer un monumento a éste pedazo de señor que mejora con los años)

jueves, 29 de diciembre de 2011

El día que fuimos dioses

Llueve sobre Singapur, sí, llueve en los confines de la Malasia, llueve con la fuerza de las mareas, de los espíritus de los ancestros milenarios, llueve con el poder recurrente de la naturaleza, del dios de la lluvia que gobierna los cielos y los mares.”

Así empieza la novela de mi compañero, paisano y amigo Francisco Rodríguez Tejedor.

Un libro intenso, vivo.
Denso en algunas ocasiones pero lleno de sentimiento y poesía. Profundo y lento en saborear; para leer despacio, sin prisa. Una recopilación de estampas llenas de vida, de los días aquellos en los que fuimos dioses... porque todos lo fuimos en alguna ocasión.
Me llama la atención la cantidad de historias que pueblan ésta pirámide literaria amasada durante muchos años, con escenarios tan dispares como Singapur, Hong Kong, Sevilla y mi misma Alcarria, entre otros muchos.
Escenarios perfectos, reales.
Un libro tan viajero como su autor.

“-Háblame de Antonio Machado...”
Yo no, Francisco Rodríguez Tejedor realiza, en esta su primera novela, un precioso homenaje a tan gran autor. Omnipresente a lo largo de casi todo el libro como la lluvia, una lluvia dulce y a veces amarga que no deja de caer...
Dos de sus muchos personajes me han llegado de una forma especial, no sé por qué: Nando –Fernando Olivares- y Eva.
Un libro que apunta alto. Una estructura y forma muy cuidada, perfecta. Y un fondo exótico, lleno de situaciones límite.

Tal vez en estos días a mí me ha faltado más tiempo del que tengo para poder leerlo en su justa medida; estoy segura de que se me han pasado por alto mil detalles que descubriré en una nueva lectura. Porque de ahora para siempre pasa ya a mi biblioteca.

A Francisco, su autor, le conocí hace casi dos meses en una firma de su libro aquí en Guadalajara. Y la primera impresión que tuve de él no me ha fallado; su amabilidad y cortesía son un fiel reflejo de El día que fuimos dioses.

lunes, 26 de diciembre de 2011

En las nubes...

...y demasiado por hacer.

Los últimos retoques de mi novela antes de ponernos con las correcciones. Perfilar nota previa, agradecimientos (sobre todo a mis amigos nunca olvidados 'Calle Quimera' -¡sorpresa!-) y mi biografía.



Esto sí que es complicado: la biografía.

¿Cómo decir que cuando uno se descubre su primera espinilla yo descubrí que usaría una silla de ruedas sin tardar mucho?

¿Cómo se dice eso sin ser animal, ni brusca sino finolis?

"Caspita, no tengo ni idea"

Pero lo haré.


Mis antiguas compañeras del colegio me miran con cara de: ¿pero si tú suspendías?

Claro, porque no estudiaba.

Necesitaba una vía de escape para no volverme loca. Enamorarme a diestro y siniestro, sin fuego a discreción; soñar, reír... vivir.


¿Y tú qué sabes de la guerra civil? Me suelen preguntar ahora.

Si fuera licenciada en historia, o la hubiera vivido nadie me preguntaría eso. Y yo sólo digo una cosa de momento: quien tiene internet en casa y no sabe de algo es porque no quiere.

A unos les da por piratear, a otros por bajarse todo... pero todo. Cada uno es muy libre de hacer lo que quiera.

Demasiado por hacer

Y vienen los peques. Y el 2012... ¡Biennnnnnnnnnnnnnnnnn

¡A trabajar...!

lunes, 19 de diciembre de 2011

Siempre...

Ven soldado...
vuelve ya
para curar tus heridas
para prestarte la paz...



Eso es un trocito de la letra de la canción de Navidad que más me gusta.


Y llegó, esos días tan temidos para unos y tan fantásticos para otros; y el muñeco de nieve con luz intermitente que me he comprado que le voy a pegar un guantazo de un momento a otro porque me hace daño a los ojos... espera que le cambio de sitio.
A mí me encanta todo esto, pero ¿por qué los adornos? ¿Por qué las luces de neón por todos los sitios? ¿No estamos en crisis? ¿Y unas poquitas menos?

La Navidad se siente o no se siente, no hace falta todo esto. Hace falta no estar solo y rodearte de lo que amas, pero eso hace falta Siempre.

Con ausencias, con la sombra del cáncer sobre dos de mis cuñados, con una promesa en las manos y una sonrisa del cielo...
Feliz Navidad.
.

viernes, 16 de diciembre de 2011

En la mesa pedigüeña...

digo petitoria y de información de la Esclerosis múltiple.

Estos días estoy ayudando a la asociación donde voy al gimnasio, cosa que me parece justo y normal pues otros no pueden. Pero es muy, muy difícil acercarte a la gente con una hucha pidiendo un donativo. Y no lo he hecho, me he dedicado a repartir folletos informativos, calendarios y globos a quien hacía un donativo a mis compañeras.



Hay gente que muy amablemente se acerca y te escucha, otros se rascan el bolsillo sin escuchar, pero muchos te ponen cara de pasa palabra, de no sabe no contesta y sigue andando, o... a mí no te arrimes. Claro, al primer corte de mangas que le he hecho a uno (muy disimulado porque he acabado rascándome la cabeza cuando me he dado cuenta de lo que hacía) me han mandado a otra planta con un montón de calendarios.
Y ahí salió mi Bernarda o Mafalda chispeante, porque después de varias horas era casi insostenible seguir aguantando las diferentes reacciones de la gente.

Ha sido un señor de mirada elevada y traje caro que nos ha dado 5€, me acerco a él con el calendario y un folleto... y dice: ¡no, si yo no necesito nada!
-Ni nosotras tampoco –le he contestado- ni pedimos limosna. Estamos aquí porque el ayuntamiento nos obliga al no darnos subvenciones para mantener el gimnasio que nos ayuda a vivir a muchos.
Le he dado los papeles a mi compañera y me he ido a la cafeteria.


Y... más de uno o una, ha quedado como un auténtico pelele, pero yo me siento muy bien conmigo misma. Siempre rodeada de prejuicios, todas éramos compañeras y un ‘mandamas’.
Es que es muy fuerte que en Guadalajara corran más que rumores de que el señor alcalde iba a gastarse 300.000 euros en un campo de golf cuando se supone que el Ayuntamiento no tiene un duro; y nosotras ‘pidiendo limosna’.

jueves, 15 de diciembre de 2011

¡La portada!

Mi editor ya ha puesto la portada provisional de mi novela en facebook, y aquí la tenéis. Es ésta:



con algunos pequeños cambios, pero mi novela ya tiene cara... oficial.

lunes, 12 de diciembre de 2011

¡A por la Navidad...!

Compromisos, fiestas, compromisos, buenas caras, dulzura, hipocresía... Navidad.

Cada año llega antes ¿no?
Aglomeraciones, compras... y media hora esperando para ver... te arrimas y le rozas sin querer... ay por Dios, lo siento que no le vi.
Llevas esperando media hora y cinco minutos para que se quite, y nadie te ve a ti.


Algo así me pasó el sábado pasado con una gitana de estas que siempre llevan su delantal negro encima de la falda hasta los pies y debajo del abrigo, conjuntado todo con unas zapatillas de andar por casa y rodeada de cuatro o cinco churumbeles. Los niños en cuanto me vieron se olvidaron de los juguetes. Tan rocambolesco como increíble es tener complejo de juguete, pero haberlo ahílo.

Me miraban y tocaban los botones de mi silla como si fuéramos una atracción de feria... o mucho peor, como si fuera el mazinger z dispuesto a disparar a propulsión un guantazo a cada uno de los chiquillos. Mis ganas, con mi absurda diplomacia yo les quitaba sus sucias manitas de mi silla mientras llamaba a su madre.
-¡Señora se puede quitar, por favor, me deja pasar! -a esas alturas ya no podía salir ni pa’lante ni pa’trás- ¡Señora...!
Al comprender que la matriarca estaba aquejada de sordera profunda de indiferencia, la rocé. La rocé con tan buena suerte que la gitana dio un paso hacia atrás y se golpeó con mi silla.
Despacio porque yo estaba parada... llevaba media hora y cinco minutos parada detrás de ella.
E imagino que como estaba tan acostumbrada a soltar bofetadas sin ton ni son me quiso soltar una a mí. Y no me pegó porque mi marido que me estaba buscando le paró la mano.

-¡Ay, qué me ha roto el tobillo! –se quejó la gitana.
Yo blanca y con los ojos muy abiertos, era imposible...
Mi marido me mira para que vaya a por los de seguridad y que llamen a una ambulancia.
-¡Ya está bien, zeñor!, ¡ya no duele! –dice de nuevo la gitana mostrando y moviendo su pie enfundado en una vieja zapatilla.

Ante el alboroto, y todavía pálida, les dije a los de seguridad –son amigos míos- que no había pasado nada. Y seguí comprando, o mirando, con mi reluciente cara de Navidad que se había despistado.

Porque yo tengo cara de reluciente Navidad; porque el cáncer parece que se aleja de mi familia; porque mi novela, Las palabras del viento, que se publicará en abril brota dentro de mí con más fuerza que nunca; porque el 2012 será mi año; porque... la Navidad sólo es un estado de ánimo.

Y en las cenas compromiso, cuando reine la hipocresía, recordaré que fui princesa. Me hicieron sentir como tal.
Sin almenas, rejas ni palacios... a veces no hace falta.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Si yo te contara...




...así empieza la parte final de mi poemario ‘Por la puerta de atrás’ y acaba con el poema que hoy quiero gritar:



Te mentiría si dijera
que nunca pregunté al viento
si tú me querías..., te mentiría.

Te mentiría si dijera
que no he visto, en el ocaso de la luna,
a una sirena llorar,
que no he visto a miles de cisnes
rendirse ante la adversidad,
que no he visto tenues estrellas
vagando en la oscuridad.

Te mentiría si dijera
que la vida es un tobogán
de dulces sensaciones,
que la vida nace y muere
con cada valiente,
que la vida es una senda
ya marcada..., te mentiría.

Te mentiría si dijera
que nunca he visto marchitarse
la primavera,
que nunca he visto quebrarse
una quimera,
que nunca he visto perderse
mi fuerza entera.

Te mentiría si dijera
que siempre pregunté al viento
por qué a mí..., te mentiría.



Pero... ¿por qué llamar a un poemario Por la puerta de atrás? Quizá porque es un titulo protesta, ya que lo escribí hace varios años cuando se juzgaba más mi discapacidad que mi forma de escribir; o porque sé lo que es que unos escalones te digan: tú entras por la puerta de atrás; o quizá... De todas formas no quiero que nada de lo que he escrito hasta ahora caiga en saco roto... y leer algo tan cortito y diferente merece la pena. Creo.
Si lo quieres descargar, totalmente gratis, a la derecha del blog puedes hacerlo.

lunes, 5 de diciembre de 2011

El alquimista impaciente, de Lorenzo Silva

"Un cadáver desnudo, sin rastros de violencia, aparece atado a una cama en un motel de carretera. ¿Se trata o no de un crimen? El sargento Bevilacqua, atípico investigador criminal de la Guardia Civil, y su ayudante, la guardia Chamorro, reciben la orden de resolver el enigma..."




Hace unos días cayó en mis manos ‘El Alquimista impaciente’ de Lorenzo Silva, novela ganadora del premio Nadal 2000. No soy muy dada a la novela negra y sabía muy poquito del panorama actual español. Como siempre me quedaba en los clásicos y nada más; Conan Doyle con su Sherlock Holmes y Agatha Christie con su Hércules Poirot. Pero nunca sabrás lo que te pierdes hasta que no empiezas...


Y podía haber leído cualquier libro de Lorenzo Silva, de su amplia saga de Bevilacqua y Chamorro, pero... fue ‘El alquimista impaciente’. ¿Y qué tiene este libro, además de la maestría, sutileza y humor de su autor? Para alguien que ha nacido en la Alcarria y vive en Guadalajara lo tiene todo, porque la historia –totalmente ficticia- transcurre en la Alcarria. Y si ese alguien se ha criado rodeada de tricornios, apaga y vámonos –yo nací en una casa cuartel de la Guardia Civil-.


Pero ni apagamos ni nos vamos. Cierto que yo me he sentido totalmente identificada desde un principio y reconocido y palpado cada escenario –menos el de la central, soy incapaz de arrimarme-, pero El Alquimista impaciente... es mucho más. En su corte de novela policial la intriga, curiosidad y misterio se despiertan desde el primer párrafo; los encargados de resolver el caso: un hombre y una mujer, el sargento Rubén Bevilacqua y la guardia Virginia Chamorro con una sutil y preciosa química que sobrevuela entre ellos, química nada más. La trama gira entre la central nuclear de Trillo y la forma fácil de hacer ingentes cantidades de dinero. Con golpes de humor muy agudos sin perder un ápice la elegancia del buen escritor, Lorenzo Silva contagia las ganas de saber más en cada página bajo la sirena del coche oficial de Vila y Chamorro. Y aprender... es solo vapor de agua.

Y ¿qué dice el autor?

Esta novela fue escrita entre junio y septiembre de 1999. La primera idea databa de al menos tres años antes, cuando se insinuó en mi mente la posibilidad de recurrir a Chamorro y a Bevilacqua para hacer una aproximación novelesca a cierta fauna de la sociedad española actual, y a ciertos impulsos más bien insensatos que en nuestra sociedad mueven a numerosas personas. Por lo demás, intenté hacer un digno relato policial, que no es tan fácil como algunos parecen querer dar a entender, y como siempre, una historia que estimulara al lector. Con el resultado en la mano, creí que podía presentarla al Premio Nadal, y así lo hice. Ganó la edición del 2000 y llegó a muchos lectores, que es lo mejor que le puede pasar a un libro. Su salida en edición de quiosco, en el otoño del 2000, fue una gran noticia para mí. Toda mi juventud lectora se nutrió de libros baratos. Por eso es un honor y una satisfacción ver una novela mía convertida en libro barato, accesible a cualquiera (o casi).

http://www.lorenzo-silva.com/

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Mi querido diario intimo...


...hoy me desperté muy contenta y todavía no he mirado las noticias, ni huele a sopa sino a café recién hecho... por lo que sigo muy contenta. Realmente siempre estoy muy contenta así que no es de extrañar que esté muy contenta.


Creo que María se está enfadando, voy a cambiar de tema antes de que me quite el ordenador.
Os hablaré del tiempo... no, una mirada asesina me dice que mejor no. Venga, pues me presento que alguno pensará que María me ha sacado de la manga cuaaaaaaando realmente ha sido al revés. Sí, sí, sí, al revés has leído bien: yo me saqué de la manga a María; éste blog se debería llamar ‘Mafalda y el Sr. Shakespeare’ ¿a qué viene tutear a tamaña eminencia?, ¿esas confianzas?


Creo que se está rifando un tortazo y llevo todas las papeletas. Cambiaré de tema.
Ella no deja a sus sobrinos que manejen internet a solas, sabe que te meten pornografía y gente rara por todos los sitios. O ayer que se enfadó, o se le quitaron las legañas de golpe, cuando lee en su portal preferido: ‘Atrévete a tener relaciones sexuales con gente de tu mismo sexo ¡está de moda!’. María pensó que el atontamiento general ha llegado, no tiene nada en contra de la homosexualidad pero aquel titular, ilustrado sin complejos, estaba fuera de lugar y más a esas horas... ¿Por qué os hacéis mayores los humanos y estáis tan de vuelta de todo que ya no os extraña nada?
María siempre me ha usado, no, eh! Perdón, que quería decir que siempre me ha utilizado cuando no se atreve a decir algo como aquella vez que me hizo cantar una jota... siempre dice que lleva a su querida Mafi sentada en el hombro cuaaaaaaaaaado realmente es al revés. Yo llevo a mi querida Mari aquí. Somos casi mellizas, Quino me creó un día después de que ella naciera.
Me he puesto muy seria y María se ha largado. Son días difíciles para su familia, dentro de poco, si Dios quiere, celebrará y trabajará de lleno en lo que le ha costado tanto conseguir. Creo que no es consciente... en el buen sentido de la palabra y siempre sea dicho muy de paso, realmente y a la larga. Pero sabe que yo la haré sonreír, por eso me ha buscado.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

No sé cómo explicarlo...

Al encontrarme ésta mañana con el resguardo del contrato de edición de Las palabras del viento sobre mi escritorio las lágrimas han empezado a echar carreras... ¡ha sido tan duro! ¡Ha costado tanto!
Y en mi vida hay demasiadas emociones y no todas buenas...
Y una tos de borrico, que todo hay que decirlo (ná, los hospitales que son así: te quitan los miedos y te llenan de virus)

Después, cuando he entrado en mi maravilloso mundo virtual y la veo, a la que será la portada de mi novela, me derrito. Es... eso le corresponde a mi editor enseñarla cuando esté lista, pero la he elegido yo y en alguna otra vida estoy segura de que fui diseñadora. O en cristiano: que tengo buen gusto y no tengo abuela, sin contar con que llevo meses ‘estudiando’ portadas.

Pero es que antes, sobre las siete de la mañana, se enciende mi radio interior con ésta canción...



¡quien me entienda que me compre!



No, no no, mejor no que tengo mucho que hacer.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Bailando con el arco iris...

Ayer cuando veníamos, sobre las cuatro de la tarde, tanta lluvia y el sol dibujaron un precioso arco iris. A pie de la carretera.

Nunca lo había visto tan de cerca.
Retiré el techo solar y recliné mi asiento mirando hacia arriba, por suerte yo no conduzco. Los colores del arco iris nacían tan solo a un metro de distancia de nosotros pero nunca conseguíamos tocarlos.



Tanta lluvia y el cielo negro lo hacían resplandecer.
Un tímido rayo de sol se coló por el cristal y alcé mis dedos, y fue un instante o justo lo que yo quería ver: que de mi mano nació el arco iris... ¿Qué significa esto?



Iba a preguntar justo, cuando machaconamente en la radio volvían a repetir:
“Creemos que la intensa lluvia ha sido la causa de la escasa participación ciudadana, esperemos que hasta las ocho que se cierran los colegios nos podamos recuperar”.
Bienvenida al más impasible y rutinario domingo electoral.
Pero... ¿había algo que elegir?



Y ¿por qué será que el sr. Aznar se retira del escaparate de los pepes justo cuando los sondeos indican que obtendrán mayoría absoluta? ¿Sospechará este hombre que sigue cayendo mal? ¿Habrá que volver a votar para echarle... a Rajoy quiero decir, obviamente?



En fins, haber si empiezo la promoción de mi novela Las palabras del viento mientras el nuevo gobierno nos saca de la crisis... que para eso le pagamos, todos.
Por pedir...
¡Yo pediría creer siempre en el ser humano, y que vuelva a salir el arco iris!!

lunes, 14 de noviembre de 2011

Balada para un sueño...

Sin constancia no se va a ningún sitio.
Hoy una lluvia de nostalgia me hace recordar lo que me ha costado llegar. Dos años de lucha. Dentro de pocos días doy los datos y empiezo la promoción, y grito por fin... ¡Lo conseguí!
Balada para un sueño lo escribí hace un año. Ha sido duro: el cáncer de mi cuñado, ahora de mi cuñada (está mejor), un suicidio, ausencias, dolores, y al pie del cañón.




Balada para un sueño:
“Mi universo...
seguir, trabajar, avanzar.
Escribir, crear historias, vivir. Mi familia, ilusiones, perseguir un sueño.
Constancia, tenacidad, mi perro, no dejar de creer en mí...

Todavía no sé cuando se publicará mi segunda novela, Las palabras del viento, pero sé que se hará cuando la lean y alguien me preste la debida atención, la forma puede fallar porque no soy Shakespeare pero nunca el contenido. Aunque sé que es difícil, casi imposible, que alguien lea a una desconocida sin enchufes.

Quizá los tengo porque yo ya publiqué mi primer libro, pero al fantástico editor que tuve se le ‘olvidó’ hacer distribución del libro fuera de mi ciudad, amén de que con las prisas no lo pasó por un corrector.
Cierto carisma sí que tengo, pero lo empleo para seguir... seguir viva, escribiendo luchando... Seguir, el único éxito válido en la vida.

Sólo hay que tirar de hemerotecas para comprobar la multitudinaria presentación de mi primer libro, la entrega de un premio, la segunda presentación...
Pero los favores a la larga se pagan muy caros, y con mi segunda novela bajo el brazo decido hacerlo yo sola. Sólo cuenta mi forma de escribir, de lo demás ya os enteraréis...
Porque se sabrá.
¿y que pasa? Que las grandes editoriales no me hacen caso, las pequeñas tampoco; las grandes agencias literarias me rechazan sin leerme con esta crisis a todo el mundo le ha dado por escribir... sean buenos o malos. Con dinero muchos te hacen caso o te leen, a ser posible en efectivo, y yo dije que no pago.

Debería estar desesperada ¿no?
Pues no.

¿Veis al niño de la foto? Es mi sobrino pequeño, se parece mucho a mí cuando tiene algo que ocultar... Creo en mí, soy buena y lo mejor está por llegar ;)”

viernes, 11 de noviembre de 2011

11/11/11... mi número es el 2

Dos días de sol por delante; el veranillo de San Fermín. Con una firma de libros de Francisco Rodríguez Tejedor,‘El día que todos fuimos dioses’ –de Sacecorbo, Charo, de Sacecorbo!!-, mi perro Bruno y el sol...
A punto de devolver un contrato que me parece muy justo y legal, escribiendo, y leyendo ‘El Alquimista impaciente’ de Lorenzo Silva. ¡Es genial...! es la hostia.
Ya hablaré de esto más despacio.

Agradecer al prologuista de ‘Las palabras del viento’, amigo y escritor, Paco Huelva que haya creído en mi novela desde el principio; a mi amigo, escritor y redactor jefe de la revista Caza y pesca, Antonio Mata Huete, que me levantara del suelo cuando “se cargaron” mi trabajo de dos años en un solo día; y a mi querida amiga Durrell que limpiara todas mis dudas.

Sin sus opiniones y apoyo no lo hubiera conseguido... ¡casi! :))))))))))))))))


Porque a veces sólo hay que mirar las cosas buenas de la vida, he quitado medio post y suprimido los comentarios que había. Ayer lo conté en caliente en el facebook, me desahogué y ya está.

¡¡Feliz fin de semana a todos!!

domingo, 6 de noviembre de 2011

Seguir escribiendo



mi Efecto2... sí mi novela de la escritora y el Antiguo Egipto, la misma ;)


"(...)...A veces tengo miedo... la vida es cruel y me siento demasiado pequeña. La sima del infierno crece bajo mis pies. Quiero soñar, sólo soñar, dejarme llevar. No puedo dejar de pensar en ti.
Poco a poco el escritorio de Sofía había ido llenándose de pequeñas y latentes cartas de amor, David se había convertido en su sol de medianoche; en su montaña rusa, con él tocaba el cielo o visitaba las profundidades de la impotencia.
Como diría el poeta... el amor es un jardín envenenado de dolor. (...)

(...) ...Mata no sabe lo que ocurre, un gran séquito la conduce a unas piscinas con sauna y ve sobre unas escaleras su albornoz. El móvil está dentro. Apenas tiene batería, sólo puede mandar un breve mensaje:
Atrapada en el antiguo Egipto. (...) "

jueves, 3 de noviembre de 2011

lunes, 31 de octubre de 2011

...Se está gestando

"Mercedes... Su abuela Bernarda... un no saber mostrar los sentimientos, una guerra, un pasado duro.
Un amigo... aprender a escuchar las palabras que susurra el viento en un lugar muy especial. Palabras que consuelan y acompañan en el trayecto de la vida.
Una novela llena de emociones, tan cercana, que no podrás dejar de leerla hasta su final. "
Florentina Sánchez





Tardé casi dos años en escribirla; me convertí en niña, en anciano, en amante. Sufres y te ríes, vives con tus personajes... al menos yo no sé otra forma de transmitir sensaciones. Las palabras del viento no es el primer libro que publico, pero sí en el que participo en todo... es como si se formara poco a poco dentro de mí.



"Merche y Bernarda van a ver la luz y los amantes de la literatura,
de la buena literatura,
se merecen que formen parte de sus vidas. Y, en justicia, Sigüenza se merece un sitio en la historia que le corresponde. Y tú la has colocado donde se merece..."
Antonio Mata Huete.

viernes, 21 de octubre de 2011

No Me Lo Creo

Porque tengo memoria, porque me desayuné casi un atentado diario durante más de veinte años, porque recuerdo la cara y las palabras de esos Asesinos en los programas con cámara oculta que realizaba Mercedes Milá antes de convertirse en la gran payasa de telecinco; porque aquella niñita a la que cortaron las piernas en un atentado fue la madrina de mi primer libro... y porque yo nací en una casa cuartel, como varias que destruyeron con bombas sin importarles matar a los niños que allí había.

Y porque nadie cuando dice algo serio, de verdad, se tapa la cara. Y... porque estamos en el pre-Circo electoral.... más difícil todavía: pasen y vean.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Por ti, cariño...

...porque todo va a salir lo mejor posible, ya lo verás.





... y lo celebraremos.

jueves, 6 de octubre de 2011

¿La frivolidad de un libro?



No, jamás.

Un libro puede ser calidez, ese fuego que estás buscando, viajar, aprender otros mundos, vivir otras vidas... ¡puede ser tantas cosas!
¿Y publicar? ¿Es frívolo? ¿Idear portada, estar inmersa en el booktrailer, buscar contactos, reseñas...?
Es tan apasionante y me hace tan feliz que ayer por la tarde me sentí egoísta y casi culpable al comunicarme el cáncer de pecho de un familiar muy cercano.
Porque el cáncer te hace sentir estúpido ante la vida.

Una hormiguita renqueando soy hoy, intentando volver a mi camino, a mi trabajo. Ahora que por fin han leído Las palabras del viento... la vida es cruel y va a ser duro porque la operan casi ya. Pero yo necesito arroparme en mi trabajo más que nunca.
Seguir escribiendo a ‘los reyes magos’, a Paul Preston le he convertido en Gaspar (perdone si me lee); Blanca nieves y los siete enanitos...
Necesito huir de la crueldad del cáncer.

Y ya van... dos cuñados y mi suegro.
Y aunque a veces parezca algo frívolo, frustrante y solitario ser escritora, ahora sé que es lo más apasionante del mundo.

(perdonen el desfogue pero necesitaba dejar fluir mis pensamientos en la pantalla del ordenador)

lunes, 3 de octubre de 2011

A propósito de Las palabras del viento

"Decirte, simplemente, que lo sabía y lo esperaba. Más tarde o más temprano tenía que pasar, porque, como siempre dije, y lo sabes, Merche y Bernarda se lo merecen y los amantes de la literatura, de la buena, se merecen que forme parte de sus vidas. Y, en justicia, Sigüenza se merece un sitio en la historia que le corresponde. Y tú la has colocado donde se merece..."
Antonio Mata Huete.
autor de 'Aires de Gloria' y redactor jefe de la revista cinegética Caza y Safari.

***

Con opiniones, empujones, así he de hacerlo lo mejor posible y en ello estoy.
Mucho... demasiado por hacer, pero merera la pena.



Aún no he firmado el contrato y no puedo decir nada más.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Luchando por un sueño...

Como mi Quijote, quizá; en solitario tal vez, pero con la fuerza de los que me quieren.
Volver a publicar, que de mi libro se haga distribución, que llegue a mi familia y amigos de internet. Barcelona, Zaragoza, Tenerife, Madrid, Huelva... ¿Es mi sueño? Uno de ellos.

Pablo Méndez, el editor de mi primer libro, va diciendo de mí que yo quería la luna, o hacerme rica, por exigirle que lo pusiera a la venta sólo en Madrid tal y como me prometió. Mas sin papeles las exigencias no pesan y las promesas mueren... pero Pablo tiene el poder de creer y hacer creer sus propias mentiras por publicarte un libro de poesía. Mañana acaba tu relación con ‘Fotos de un adiós’, mi primer libro todavía a la venta en Lulú. Allí conté mi experiencia novelada con la ataxia de friedreich; esperanza, lucha, constancia y tesón. Atento al correo, Pablo Méndez.

Luchando por un sueño... soy bruta ¿verdad? Después de semejante experiencia vuelvo a escribir otra novela, ‘Las palabras del viento’, ésta vez no tiene nada que ver conmigo salvo que ama Guadalajara y no soporta las injusticias. Cuatro críticas: tres maravillosas y una nefasta... por, lo he explicado ya mil veces. No se puede leer con prisa por quedar bien. Yo he dejado de admirarla, como escritora y como persona.
De las maravillosas me quedo con la de Antonio Mata Huete que me dijo:
“Si yo hubiera escrito lo que tú aplaudiría con las orejas”, una de mis protagonistas habla así.
Tres personas tan diferentes como Paco Huelva, Durrell y Antonio no se van a equivocar a la vez, y yo no soy tonta para dejarme cabos sueltos. Siempre rodeada de prejuicios.
Y mi madre -aunque no cuenta-, después de leerla, estuvo un mes contándome lo que ocurrió en su pueblo durante la guerra civil. Todos tenemos recuerdos, menos yo que me los inventé porque no soporto las injusticias, y lo que pasó en Sigüenza fue real.

Luchando por un sueño... sin lugar a dudas, ser escritora. Llevo año y medio intentando publicar, y escribo mi tercera novela. Silencios y pequeñas luces, y una fe ciega en que alguien creerá en mí.


jueves, 15 de septiembre de 2011

¡Vente pa' Alemania Pepe...!



Fomento viaja a Alemania con inmobiliarias y bancos para reducir el 'stock' de viviendas
El Ministerio de Fomento inicia en la ciudad alemana de Hamburgo la segunda fase del 'road show' con el que trata de dar salida a parte del 'stock' de viviendas sin vender...
El objetivo final de este iniciativa, en la que también participa el Instituto de Comercio Exterior, es facilitar la liberación del 'stock' de pisos pendientes de vender... etc etc and utopías varias.

Y digo yo... oiga usted señor don Pepe: ¿y si nos limitáramos a construir lo que se solicita? ¿O hicieran estudios de mercado? ¿Dejaran de construir urbanizaciones fantasmas? -5000 viviendas, 1000 ocupadas- o...si bajan el precio ¿qué tal?.
O prueben eso del 2x1... al centro comercial de aquí al lado le va genial.
Sí, ya sé que el placer de mirar una obra en construcción debe ser ‘bestial’ y hay que crear puestos de trabajo... pero con cabeza, no utilizando un dinero que no hay para construir algo que no se va a vender.

Pero... siempre nos quedara Alemania ¿no? Pues a ver si no los marean mucho que pronto empieza la feria del libro de Frankfurt.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Un Quijote sobre ruedas

-No desfallezcáis, mi señor don Quijote, mirad que los caminos están llenos de sueños robados y presto ha de liberarlos.
-Dices bien, amigo Sancho, que no es menester de un caballero andante quejarse por luchar contra gigantes que prohíben integraciones y mismas oportunidades, ni aun cuando lo haga desde una silla con ruedas. En verdad te digo que el Sabio “Festino” hace la senda difícil, llena de cobardes desilusiones convertidas en peldaños y viles promesas incumplidas disfrazadas de mentiras, ¡mas, ea! prepárame la armadura que he de entrar de nuevo en batalla.
-Mire vuestra merced, que hoy puede ser el día en el que alguien quisiera caminar con sus zapatos un rato...

-Bien parece que no estás cursado en esto de la aventura del vivir -dijo Esteban hablando de nuevo al espejo-. Algunos, quizás yo, nos sentimos hastiados de Estar cuando en verdad queremos Ser. Como loco voy por esos mundos tras una accesibilidad que el Sabio “Festino” ha convertido en utopía, mas todos caminan ya con orejeras cuán rocín bajo tus posaderas, y a nadie le importa lo que le ocurra al otro. La vida camina deprisa, y aunque me canso y tropiezo más de lo que me gustaría en la desazón, amigo Sancho, sigo luchando porque la vida es la batalla más hermosa que pueda existir. Y he de ganar por absurdas e iguales que sean siempre esas batallas, y si no ganar, por lo menos Vivir.
-¡Cobarde de mí! Perdóneme vuestra merced, pensaba que seguía a un loco.
-Quién sabe si no es así, hermano. Quién sabe si alguna vez lograré vivir sin tener que vestir la realidad con los mejores calzones de la locura para que se haga soportable.

-Complacido me quedaría yo sin ínsula, mi señor don Quijote, si el Sabio “Festino” tuviera a bien quitar pedruscos de su camino.
-No te preocupes, amigo Sancho, y recuerda que no es menester de caballeros andantes quejarse ni aun cuando lleven ruedas. ¡Más ea! olvidemos ésta plática y empieza a dar brillo a esa armadura


(el relato es mío, claro)

viernes, 9 de septiembre de 2011

Mi querida Durrell.... GRACIAS

Su crítica:


Esta tarde he acabado de leer Fotos de un adios, a mi pesar pues han sido tantas las emociones que hubiese querido que el libro no acabase. Estos días te he sentido muy cerca, como si estuvieses hablando conmigo.

Precisamente eso es lo que en las primeras páginas no me gustaba. Me parecía que no habías escrito una novela sino que estabas contando cosas tuyas atropelladamente como se las hubieses contado a una amiga. Te leía buscando a la escritora y no entendía que no profundizases más en los sentimientos, echaba de menos las descripciones elaboradas. No entendía que estabas haciendo hablar a la May niña desde el recuerdo. No obstante me sentía plenamente enganchada al relato y me sabía mal tener que cerrar el ordenador para irme a dormir.

Después, cuando May se ha hecho mayor y Juan aparece, aparece también la Mamen omniscente, la que describe todas las emociones que la embargan, la que protesta unas veces en voz alta y otras calladamente, la que habla de sus tristezas y de sus alegrías. Relatas varias historias a la vez sin perder el hilo central de la historia y en medio los cuentos, los poemas, las canciones, de una manera hábil que permite seguir leyendo sin perder los tiempos en los que se desarrolla cada situación.

A todo esto la emoción se impone más allá de las letras. Te has dejado el alma en cada palabra queridísima María y has contado magistralmente todo el dolor que ese señor Friedreick ha llegado a provocar no solo en ti sino en todas las personas que te rodean. Ahora te comprendo infinitamente más que antes y también ha crecido en la misma proporción la admiración que ya te tenía. Aún más porque tú has sabido romper el esquema y el tópico sobre la discapacidad, tristemente esos tópicos y esquemas están en las mentes de las personas que están dentro de las asociaciones de discapacitados, pero esto tú ya lo sabes...


Sobre todo te quiero dar las gracias por enviarme tu novela, ha llegado en un momento en que me encuentro muy perdida e intentando salir a flote. Después de leerla voy a pensar mucho en tu coraje cada vez que me venga abajo. Yo creo que tu libro deberían leerselo todos los médicos, especialistas o no y todos los profesionales que trabajan en el ambito de la sanidad, por descontado tambien le iría muy bien leerlo a todos los políticos desde el primero hasta el último. Y como creo que debería leerlo todo el mundo en general porque no están sabiendo lo que se pierden, sigo con la idea de que se debería promocionar y vender en todas las librerías habidas y por haber (esto ya lo sabía antes también, cuando había leído trozos del libro).

Qué más decirte María, sino que sigas adelante con tus novelas y que espero tener la oportunidad pronto de leer esa que estás escribiendo. Tienes una virtud maravillosa que es la Constancia y de la que yo carezco, por eso en algún momento tendrás la recompensa que mereces, no te quepa la menor duda.



Para ti, Durrell.

martes, 6 de septiembre de 2011

La suerte eres tú

Aunque el fin de semana se complicó –a un cuñado de mi marido le dio un infarto-, ayer encendieron una nueva luz en mi vida. Grande, llena de esperanza que me ha hecho reflexionar acerca de la palabra SUERTE.
Nunca he pensado que yo la tuviera, la vida se encargó de colgarme una enfermedad rara, grave, siendo niña. Luego el destino me enseñó a luchar, a ser fuerte, constante, pero siempre un tanto aislada. Aunque sí he dicho alguna vez: dentro de mi mala suerte tengo suerte...ayer las palabras de la cardióloga que me pasaba revisión me sonaron a chino.
“Olvídate de cardiología, tú no tienes nada del corazón”
Por los papeles del alta me enteré de que llevaban años buscando una hipertrofía, haciéndome creer... tantas cosas y nada bueno, pero los resultados de dos años seguidos hablan solos.
Quizá el gran reto de vivir es averiguar la forma de integrar el dolor y la desgracia para que la vida valga la pena, había leído alguna vez y reparé en que, posiblemente yo sea una de las personas más afortunadas del mundo. Con una enfermedad degenerativa se puede vivir.
Vivir es riesgo, un reto con punto y seguido.

Y tengo suerte, mucha suerte; porque la suerte se construye, se persigue; día a día, minuto a minuto, ahora.
Mi tratamiento, acabar mi nueva novela y disfrutar de los míos.
El mundo editorial está en crisis, pero yo no.
Quien se va enterando de que existe Las palabras del viento me pide un ejemplar, información... todavía no hay editorial, creo.

viernes, 2 de septiembre de 2011

No mirar...



¡ojo que aviso!


No mires al menos que sientas un ligero cariño por mí, luego no digas: la muy plasta me hizo tragar sus vacaciones. No, por eso aviso que una es legal.


Hice una pequeñísima película en un slide, un resumen. Siguiendo los subtitulos comprobarás que María Narro vuelve...









si no se ve bien pincha aquí: http://www.slide.com/r/52IomWDs5D-aEgxnZhv07GaL_XczY5CX?previous_view=mscd_embedded_url&view=original


miércoles, 31 de agosto de 2011

Asilvestrada I




“Trata de decir las cosas de manera que el lector sienta siempre que en el fondo es tanto o más inteligente que tú. De vez en cuando procura que efectivamente lo sea; pero para lograr eso tendrás que ser más inteligente que él”



¿Pero qué me estás contando??!!! Oye que es lunes... vale no, pero como si lo fuera que hasta puse la lavadora. Ni Augusto Monterroso ni leches... ¡¿Tú has fumaó?!! Mira que acabo de venir de vacaciones. Vale, vale... ya me relajo.

Ufff cuesta volver y ver que el tema editoriales sigue callado, cuesta separarse de mi perro... aunque sólo sea entre semana; cuesta hacerte pasar por tonta sin serlo.

Pero como dijo un poeta... "En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido
acerca de la vida: Sigue adelante".



(con muchas fotos que ya iré poniendo y con muchas ganas de escribir)

miércoles, 3 de agosto de 2011

Con un pan debajo del brazo...

U más –dijo Bernarda con la boca llena, mientras saboreaba unas deliciosas Migas manchegas.

Algo así me han dicho, hace muy poquito, de mi novela Las palabras del viento, cortita, complicada sin dejar de ser fácil, inteligente, original.

Lo sé, para que mentir, mi momento va a llegar... a pesar de la crisis, Cosita que sin querer la está poniendo de ‘actualidad’ por la comparación que hoy en día se hace, en algunos sectores de la sociedad, Indignados=República y lo que pasó en España en 1932.
En fins, crisis aparte, Las palabras del viento es mucho más aunque sólo roce la guerra civil de una forma contundente y bestial; sacando chispas de humor alcarreñas. Solo chispas, instantes de humor sin olvidar que toda guerra es un drama, una tragedia.
(¿crítica callada a la nueva serie de la primera? PUES SÍ, nuevo fiasco españolo)

Cuando miro a mis personajes, a Merche, a Bernarda, Jacinto, Zacarías, doña Asunción, don Cosme, Micaela... la emoción que siento les da vida. A mediados de septiembre os avanzaré la sinopsis amplia de la novela, pero antes he de hacer algunas cositas... una de ellas será acabar mis vacaciones; me vuelvo a ir el día 12 hasta finales. Sol, deporte, flores y Bruno.

Sólo los personajes que pueblan mi novela podían hacerme volver a escribir, solo ellos... vale, y algo más.

miércoles, 13 de julio de 2011

Comunicando...

Necesito desconectar... dejar de ser María Narro por unos días.

Llevo año y medio intentando publicar, si no fuera buena la novela no seguiría luchando... pero en este tiempo sólo dos editoriales se han dignado a hacerme caso. Si pagas, sí claro, pero si el mundo editorial está en crisis ¿cómo está el del autor?
Me han dado con la puerta en las narices SIN LEERME, me han contado cuentos chinos SIN LEERME, me han enseñado que la palabra incongruencia apesta SIN LEERME... y ¿por qué?
Hagan sus apuestas.

Pero todo va a cambiar, confío en quien tiene mi novela... si es mala lo dirán.
Y si encima encuentras a alguien que se ilusiona como tú en hacer un vídeo para promocionarla, y tú te lo trabajas como una burra ‘aparcando’ tus proyectos nuevos y luego ese alguien desaparece... un mes, dos meses. ¡Por Dios no te comprometas, al menos da la cara y di que no puedes!

Y empiezas a ver Sálvame, su superficialidad te hace bien. ¿A quién le importa la película que se ha montado el Sandoval, o a quién mande callar la Belén Esteban? (ese ‘la’ tiene todo el sentido del mundo) y...¿quién le ha dicho a Lidia Lozano que baila bien? Con el Peñafiel me duermo, es el rey de mi siesta, no falla. A Chiqui no la entiendo, pero admiro su tesón y falta de ridículo.

Necesito desconectar o en mi próximo artículo os hablaré de la personalidad del oso Yogui; necesito que sólo me importe seguir aprendiendo a jugar al voleibol dentro del agua (¡genial! A bruta no me gana nadie); me gustaría preocuparme tan solo por.... ¿qué comemos mañana?

Me marcho a la finca con mi perro. Miraré el correo cada dos días porque es mi trabajo.

Hasta pronto.

Mamen.

sábado, 9 de julio de 2011

El sol, la nieve y tú

¿sabes? a mí me enseñaron que la vida es difícil, a veces muy difícil. Sé que lo estás pasando mal y duele... pero estoy aquí, tus amigas estámos aquí.

Siempre nos hemos ayudado (¡pedazo de linternas somos!)

Una noche entraste en mi blog ¿verdad? pero yo lo estaba pasando muy mal por el suicidio de alguien, imagino que buscabas el camino de vuelta. Te has perdido... oye ¿tü no tienes GPS ? yo tampoco ;)

Tepe quipieperopoo mupuchopo.

Estoy aquí, estamos aquí.

(lo mismo estás con dos o tres... rubias por ahí, pos ná que siga la fiesta)

Feliz cumpleaños mi querido Miguel.

martes, 21 de junio de 2011

Bruno y yo...

Aunque estrené las fotos ésta mañana en el facebook, son nuevas, del sábado pasado.













Su recibimiento... cuando me vio posando para las fotos y le soltamos (siempre está atado cuando entran los coches a la finca) se pegó a mi silla y no había ni un Dios que le separara. Bruno vive allí y es feliz, cuando nos vamos se pone tan contento que le miras alucinada ¿No nos quiere? no es eso...


¡es que es su hora de comer! Es peor que Scooby Doo con la comida, fue lo único que se me ocurrió para que no se quede mal cuando nos vamos.

Empieza el largo y cálido verano lleno de fotos...