Bienvenidos a mi blog

martes, 12 de mayo de 2009

Con sabor a luna


Descalza sobre el viento
perfumando de noches las estrellas
salí a buscarte por la orilla de un sueño.
Los versos se abrían mirando hacia ti,
sabían dónde estabas
dónde te escondías,
la luna salpicaba deseo y desnudaba mi alma en el camino.
No quería encontrarte aunque te buscaba
ni quería tenerte sin que me amaras,
quería el cielo bajo mi cama, ahora lo sé.
Pero los sueños dejan de ser quimeras en la mano de un poeta
y hoy la luna vuelve a temblar de deseo ante mí
porque te quiero...
porque te quiero despacio en la orilla de un sueño,
porque la noche se cuela en mi alma gritando tu nombre.


Descalza sobre el viento...
con sabor a luna,
el abismo del universo se esconde en mi cuello.

21 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

bellos besos. luna escrita a las orilla del alma.. noche de tus versos

precioso..

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo inmenso
besos

Emilio dijo...

Perfumados y delicados versos con sabor a noches, lunas y vientos.

Me gustaron, María.
Besos.

Lucía dijo...

Nada, que hoy no salgo de aquí, hija que atracón te voy a dar:D
bueno a lo que vengo.
Me gusta el viento, las estrellas, los sueños y la luna...
Precioso poema señorita, muy bonito.
Que la noche se cuele en el alma y acaricie los nombres...
Un beso preciosa.

angel dijo...

Bonito, bonito...

Un saludo

Carla dijo...

Muy bellos tus versos! me encantaron!

fgiucich dijo...

La búsqueda del amor por los caminos de la luna, nos regalan una lluvia de estrellas. Abrazos.

mara-mara dijo...

"Porque te quiero despacio en la orilla de un sueño" simplemente bello.
Gracias por la visita y por quererme aunque no sepas JAPONES, desconozco el problema que hay en mi blog, aunque a este paso terminaré por llamarlo "plof"; intentaré solucionar el problema. Un besote!

Jesús Arroyo dijo...

Hola María:
"Porque te quiero despacio en la orilla de un sueño"
¡Jopetas! que verso. Es una frase que enamora. Vamos, que si me lo permites, me la quedo para susurrarla esta noche.
Besazos.

Juan Luis G. dijo...

La luna, testigo de tantas cosas...

Un abrazo.

Trini dijo...

María, si eres capaz de crear estos versos, estoy segura que será todo lo que quieras, que para eso das la mano a la poesía.

Besos

Alejandro dijo...

Maria.....no tenia ni idea y leerte en el otro blog ha sido como un puñetazo, ya sabes el porque.
Esta, mi niña/mujer, es tu mejor terapia y leer tus versos la mia.

Beso.

Mael dijo...

María eres afortunada! Estar de pie sobre el viento y desde alli escribir para ti, para todos.
Gracias!

Adolfo Payés dijo...

No pude dejarte le comentario en el post que acabas de subir..

esta muy lindo..

saludos fraternos con mucho cariño te dejo por aquí
un abrazo inmenso

besos
que tengas un buen fin de semana

Agua dijo...

Me quedo con este trocito tan maravilloso de tu poema que me ha hecho estremecer, pensando en alguien muy especial para mi
"No quería encontrarte aunque te buscaba
ni quería tenerte sin que me amaras,
quería el cielo bajo mi cama, ahora lo sé"

Preciosas letras...besos!

Carla dijo...

Te quice dejar un comentario en la ultima entrada y no pude. Queria decirte que siempre las fuerzas salen para ayudarnos, aunqeu pensemos que no las tenemos, es algo increible como podemos levantarnos

ElPoeta dijo...

Maravillosamente profundo y romántico tu poema, cariño.. Tendrás el cielo bajo tu cama porque lo mereces... y seguro que has de resurgir como el ave Fénix. Besos siempre,
V.

Prometeo dijo...

Hermoso poema que firmaria un vampiro (perdona el mal chiste, por lo del cuello).
Estas demostrando una gran madurez como escritora, tus poemas son redondos, llenos, plenos, hermsoos en imagenes y figuras...un abarzo.

Lucía dijo...

Has cerrado comentarios arriba...
Pero yo me cuelo, por todos lados.

Que resurges...lo sé...
Y aquí, espero la vuelta.
Besos y cariño.

velardez dijo...

maravillosa, tenia ganas de visitarte de nuevo y ver que tal esta mi poetisa favorita, no dejes de regalarnos los oidos con tus palabras. besos.

azul dijo...

Por favor Maria cuando puedas pasa por mi blog que acabo de dejar algo para ti

Un saludo

amor y libertad dijo...

qué dulzura, maría, de sentirse muy querido leyéndolo