Bienvenidos a mi blog

viernes, 10 de agosto de 2007

Y tal vez una caricia

En aquel instante supe que nunca le querría.
.
Estaba nerviosa. Los conocía a todos del chat pero aquella era la primera vez que nos veríamos en persona. Habíamos quedado en el kilómetro cero.
.
Dejé el coche cerca de Sol y me encaminé por una acera apretada de gente hacia nuestra cita. Había sido un día de mucho calor y cuando empezaban a asomar las primeras estrellas el sucio asfalto las recibía con ardiente aliento. Mis pies empezaban a protestar porque las sandalias eran sumamente ligeras. El escaparate en penumbra de una tienda me devolvió el tono dorado de mi piel, observé en él las sandalias y toda protesta fue denegada. Eran divinas. Mientras esperaba el cambio de color del semáforo me fijé en alguien rodeado de gente que reía.
.
-iHo, ho, ho! i Feliz Navidad! -repetía un Papa Noel a la vez que hacía sonar una estridente campana.

.
Rojo. No pude evitar arrugar el ceño al mirarle. Me coloqué la correa del bolso sobre el hombro desnudo y pisé con seguridad el paso de cebra. De nuevo parada en un atasco de gente, miré hacia atrás. Aquel extraño personaje se había desprendido de la barba y la campana y empezaba a cantar con cara angelical:
.
"Noche de Paz, noche de amor...

.
Seguí mi camino intentando no oírle. Los nervios seguían flotando en mí; el montón de desconocidos con los que había quedado pisaban ya la misma plaza que yo. Era triste darme cuenta que el artilugio que me daba de comer también me diera las únicas sonrisas que poblaban mi vida. Y ahora por fin iba a conocer esas sonrisas, y tal vez una caricia.
.
...claaaaaaaaaaaro sol, brillando está..."

.
-Tú debes ser la abeja Maya -me dijo una mujer de edad indefinida y labios demasiado rojos al reparar en la rosa blanca que llevaba en la mano- yo soy Heidi encantada - siguió diciendo mientras me daba un beso en cada mejilla.
-Igualmente, me llamo Carmen... -le contestaba mientras ella vociferaba a un grupo de gente que había llegado la abeja Maya.
.
Fuimos a tomar unas cañas siguiendo todos al Capitán Trueno. Ya no oía la canción de Navidad sólo veía sonrisas forzadas delante de mí y a un enamoradizo Popeye que babeaba ante mi escote. Me abrochaba un botón de la blusa cuando Obelix me pisó al acercarse para darme fuego. Tras disculparse con exageración y yo encender mi cigarro, fui a sentarme cojeando con Heidi y su abuelo. Hablaban de Melancolía, el nuevo del chat con el que me quedé charlando el otro día hasta las tantas porque su conversación me hechizó.
.
-Nadie le ha visto y dijo que vendría -decía Heidi- pero es un tío raro, siempre habla con segundas. Va de profundo el muy pringao, todo en él es metáfora
-¿Metáfora? -pregunté.
-Más bien mentira, dijo que vendría vestido de una de las más grandes mentiras y ni siquiera ha venido... ¡Maya!... ¿abeja Maya dónde vas?

19 comentarios:

Durrell dijo...

Genial, María.

Es la segunda vez que leo este relato y sigo opinando lo mismo. Es que construyes muy bien las historias y parece que fluyen solas hasta el final.

Sería estupendo tenerte en 'El rincón de Sherezade' ya sabes que allí estaríamos encantadííííííísimos.

Un besito :)

María dijo...

¿te acordaste?
Cierto, lo escribí hace un año para el tintero virtual.

No puedo participar en el Rincón de Sherezade, estar en el Recreo, escribir y llevar el blog es Más que suficiente.

Un beso enorme.

david santos dijo...

María! Tu trabajo priende nosotros.
Tus historias dejam nosotros pregados has el final.
Brilhante, María! Brilhante.
Gracias por tu tan excelente trabajo.

Calle Quimera dijo...

No me digas que era el de la barba blanca.¿y Maya lo alcanzó a conocer?. Me ha encantado.Salud,princesa.

PD:Odio los chats.

Mónica. dijo...

Muy bueno.Realmente bueno. Te invito a que vengas a mi blog y me des tu opinión de mis cuentos o caríticas de cine a las últimas películas.
Te mando un beso y tu blog es excelente. Vuelvo pronto. Bsss.

Arthur dijo...

Hola María, es la primera vez que te leo, y cuando leí, recordé muchos personajes de dibujitos animados. Pero sobre todo la abejita Maya, si la veía de muy mocoso.

Molto grazzie por visitar la libreta que comparto con gusthav.

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Yo casi no recuerdo esos personajes, soy 2 y medio años más chico que Arthur, pero algo he oído de ellos.

Yo también te digo grazias por visitar la libreta que comparto con Arthur.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

prometeo dijo...

Muy hermoso relato, fluido, facil, sorprendente.
Me voy una semana de vacaciones por obligaciones familiares. Nos vemos en siete dias.
Un fuerte abrazo.

Calle Quimera dijo...

Que te voy a decir de los escotes........yo también hubiera mirado....SALUD¡¡¡¡

Ana R dijo...

Real , como la virtualidad misma...

Me encantó.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Así que Melancolía era papá Noel... Buen disfraz para ese nick.

Complejo el mundo de los chats; lo que hablábamos el otro día: el medio donde más mentiras y verdades se dicen amparándose en el anonimato...

Besos, María, genial el relato. Vívido, fresco, ágil...

Trini dijo...

Nunca he estado en un quedada, pero tu relato la describe tal y como la imaginé.

No quiero pensar que todo lo que huele avirtualidad es mentira y durante mucho tiempo así lo pensé, hoy comienzo a tener mis dudas...

Besos muchos. Me ha encantado el relato.

Manuel Rubiales dijo...

Al único que disculpo es al Popeye que se asomaba a tu escote. Probablemente todos nos hubíesemos despedido de las espinacas en ese momento, que donde se ponga la carne que se quite la verdura. Sobre todo si la carne merece la pena. Je,je,je...
Fantástico texto.
Vino y espinacas.

María dijo...

Gracias, David, muchas gracias.
Un beso.

--------------------

Yo también odio los chat, Caballero Quimera.
Un beso.

-------------------

Muchas gracias, Monica, iré a tu blog en cuanto pueda. Ando muy liada convirtiéndome en GPS humano, me voy el viernes de viaje.
Un beso y bienvenid.

-------------------

Esa era la intención, Arthur, comparar los chats con las fantasias e irrealidades de los dibujos animados.
Un beso.

-----------------

de nada, Gusthav, un placer.
Besos.

----------------

Gracias, Prometeo, y disfruta de esa semanita. Yo me voy el viernes hasta finales, aunque me asomo pq el hotel tiene internet.
Besos.

---------------

jajajajaja
vale Caballerito Quimera macho, pues yo me controlo en mirar paquetes jajajajaja

--------------------

real pero por suerte no siempre, Ana.
Un beso.

------------------

Avalon, la conversacion de vuestro blog me llevó a poner el relato.
Besos.

-----------------

en la virtualidad como en la vida, Trini, hay de todo. Mentiras y verdades.
Y no, no todas las kedadas son así, para nada.
Yo sí he tenido muchas quedadas con gente que conocí en foros, y en ellas descubrí que internet hace radiografias del alma.
Besos.

--------------------

ayyyyyyyyy Manolito, dos tetas tiran más que dos carretas.
Gracias y besos.

Calle Quimera dijo...

Me alegro , pues, de esa conversación. Nos ha procurado el placer de leer este relato. :-)

besotes.

Miguel Schweiz dijo...

Fabuloso... bueníiiisimo.

Anónimo dijo...

Sí señora, así se escribe.

María dijo...

Un besote Avalon, muchas gracias Miguelito, y muy amable anónimo.

Anónimo dijo...

smiling,face.Not,only,can,answer,good,intentions,by,form.Can,also,shorten,distance,between,human,relationses!Happiness-not-is-getting-much.And-is-accounting-less~wish-happy-delectation....