Bienvenidos a mi blog

miércoles, 18 de abril de 2007

La primera vez

Yo era muy jovencita, trece o catorce años -me acababan de descubrir la ataxia de Friedreich-, cuando durante quince días del verano empezamos a frecuentar el pueblo de mamá. Un pequeño pueblecito, de calles empedradas y semiderruido por la guerra civil, perdido en la sierra. Aquel pueblo estaba lleno de primos y tíos, y aunque realmente no fueran parientes de sangre había que llamar a todos tíos. El tío Nicasio, el tío Cirilo, el tío Sebastián. Cada tío tenía su encanto y eran un mundo aparte, pero a mí el tío que más me entusiasmó fue el tío Miguel. Un anciano enjuto, alto, de rostro labrado por el sol, todavía fuerte aunque al mirarle, si la boina negra o el sombrero de paja raída por el uso, dejaban ver sus ojos, adivinabas en ellos que su vida se estaba secando.
El tío Miguel tenía dos mulas y un burro, y era el vecino del abuelo. El tío no hablaba mucho, conmigo no habló nunca.
En las amplías eras que rodeaban el pueblo supe lo que era trillar, y había trillado con el tío Miguel y mis hermanos cuando éramos unos mocosos, pero a mis catorce años ya no me interesaba dar vueltas y más vueltas sobre un trillo gritando: ¡ Arre mula!. No. Me interesaba más el burro que apenas salía sino era para acarrear cántaros de agua.
Una mañana mientras el tío aseaba la cuadra que estaba dentro de su propia casa, dejó al burro al lado del pozo de la plaza.
-Tío Miguel ¿ me puedo llevar al burro a dar un paseo? -yo había entrado en su casa y le observaba desde la puerta del oscuro, apestoso, pero mágico habitáculo.
El anciano me miró y por toda respuesta alzó sus hombros. Adivinando un “haz lo que quieras”, cogí las riendas del borriquillo y me lo llevé.
Antes de salir del pueblo le arrimé a uno de los poyos que para sentarse había delante de una casa abandonada. Me subí al poyo y le chillé:
-¡ Pórtate bien y no te muevas que me voy a montar encima de ti!
Cuando estuve acoplada sobre su lomo desnudo me sentí tan grande y poderosa que no cabía en mí, y sólo grité apretando con fuerza mis piernas contra él: ¡ Arre!
Estaba tan excitada y nerviosa, tan deseosa de abarcar nuevos horizontes y sensaciones, tan maravillada de montar por primera vez en un caballo pintado de burro, que olvidé por completo coger las riendas. Sólo al atravesar las eras me di cuenta de que el cuadrúpedo las iba pisando.
-Burro -le dije al lado de una oreja a las cuales iba agarrada- ¡ tenemos un problema pero tú no te asustes!. Burro... oye mira ¿ qué te parece si te llamo Furia o Platero? Que dices que mejor Platero. Venga pues. Platero, ves esos casillos a la izquierda... ¿ sí? Pues tuerce para allá.
Yo le torcía la oreja izquierda emulando a papá cuando daba al intermitente para que el seiscientos girara.
Pero Platero seguía por un sendero, como si se lo supiera de memoria, todo recto.
-De acuerdo ¡ tu sigue !. ¡ No!, no, mejor para. Sí, sí, mejor para -pero el burro seguía a lo suyo- ¡ PARA! Que pares Platero te digo que me quiero bajar -mas el burro no paraba. -Tu lo has querido, Platero, te trataré como lo que eres: un burro, ni caballo disfrazado, ni porras, eres un b u r r o. ¡ Sóóó burroooo!. Pero para, por Juan Ramón Jiménez te lo pido so burro...
Y nada que hacer, el burro que se convertía en asno, sin riendas no obedecía. Yo volvía la cabeza de vez en cuando, y miraba con angustia las casas del pueblo que apenas se veían ya. El pánico empezaba a sustituir a mi cabreo cuando vi aproximarse al tío Cirilo por el sendero. Me sequé algunas lágrimas rebeldes con el dorso de una mano y cuando estuvo cerca de mí, le pedí que por el amor de Dios frenara a aquel bicho. Cogió las riendas y al momento Platero paró. Me ayudo a bajar, le di las buenas tardes y se fue. Yo me quedé, dueña de la situación y de las riendas, mirando fijamente a los ojos del borriquillo.
-¡ A tu casa ahora mismo!. Eres el burro más malo y desobediente que conozco y no te voy a hablar en la vida...


-pag 127, Fotos de un Adiós-

5 comentarios:

María dijo...

necesitaba reírme y adoro los burros ;)

malena dijo...

Hola María.Supongo que el susto no te lo quitaría nadie. Eso me recuerda a la primera vez que me monté en un caballo.Mi marido me decía:¡presiónale con las rodillas para que camine! y yo le contesté muerta de miedo:¡Si lo que yo quiero es que no lo haga!.Entiendo perfectamente tu sensación.

un beso.

Daanroo dijo...

¡Jajajjajja!, hola de nuevo Srita. María; debo decir que esta vez, me ha hecho tirar la carcajada; tal vez debería disculparme porque observo en ello un momento de incomodidad y miedo, pero es que aunque intento no puedo... Uno de estos momentos, en que la carcajada brota limpiamente, no puede negarse aunque el miedo ronde por las rodillas y tartamudee la lengua.
La verdad es que como experiencia es un poco traumática, pero si se le mira en dirección a la enseñanza, se pueden encontrar muchas sonrisas.

Un tio entendible, desde el silencio; compañia de la buena;
un sueño cumplido; la experiencia de pasear hablando con la naturaleza y con los santos animales, ya no se diga con uno mismo; el secreto a voces entre dos que son universalmente libres por acción y por efecto -burro y persona-; el reconocimiento de una acción indebida; el reconocimiento de la experiencia por lo que vale; las sonrisas silenciosas del tio;
la complicidad entre ambos tres;
los sonidos de la tarde tan emocionante; los recuerdos; el burro mismo que se regodeo de su compañia de la única forma posible en que pudo lograrlo, hacer su voluntad con vuelta completa a casa; pasear a lomo de uno de los animales con mayor carga de trabajo en el mundo y con una ternura y una docilidad increibles; los pasos del animal sobre la tierra y los del hombre en el aire -volando en la libertad de sus sueños-; el sueño perpetuo de lograr el viaje salva y sana...

¡Huy Srita. la de gozos que se pueden marcar en su texto, a pesar del miedo y de la temblorina de pies y manos!...


Jjajjajajja, sin duda para festejarlo alegremente y sin miedo a que la autora de dicha lección se enfade y si lo hace, pues mayor emoción, un punto más a favor del escrito.

jajajjajja -preciosa esta vista
a su casa Srita.- P R E C I O S A.

Daanroo
Sonriendo a mil.

María dijo...

Daanroo, tú te ríes y haces bien, yo nunca lo he podido leer en voz alta porque la risa me dobla.
Fue y no fue así, hay mucha invención para provocar la risa.
Un beso grande.

Malena, susto no hubo en este episodio porque lo he suavizado mucho. Susto hubo en el episodio real cuando el burro empezó a dar coces, pero eso lo he anulado de mi mente. Ya sabes, el poder de la imaginación.
Un beso.
(luego voy a veros)

Anónimo dijo...

080中部人聊天室ut080聊天室080苗栗人聊天室080視訊聊天室18成人網080聊天網007色情貼圖網080 聊天室18成人avooo080視訊辣妹聊天室18禁地少女遊戲6k聊天室aaaaa片俱樂部a383成人影城a383girl影音城383洪爺影城69成人聊天室383成人影城999成人情色論壇383成人論壇777成人論壇4u成人論壇85cc免費影城383成人影城-免費a片aaaaa片俱樂部影片85cc免費影片38ga成人aa免費看aa的滿18歲影片av女優報報aa影片下載城aio交友愛情館aaa片免費看短片av成人網AV女優王國aa免費看aaaa片免費看影片BT成人論壇av1688影音娛樂網癡漢論壇男人色色網熊貓成人圖片痴漢俱樂部男人幫論壇男人百分百貼圖區甜心寶貝直播維克斯討論區線上免費a片米克成人情色論壇絕色成人影城線上卡通a片線上a片下載線上 a片線上色咪咪影片網愛俱樂部金瓶影片交流區聊天室尋夢園美女交友聊天室遊戲天堂美女交友 網站dodo成人聊天室自拍盜攝館色情小說色色網 視訊交友色色網-免費視訊色情視訊聊天室色情豆豆聊天室蜜雪兒免費小說視訊聊天室視訊美女34c萍水相逢遊戲區視訊美女視訊聊天交友視訊美女館視訊美女ggoo麗的線上小遊戲辣妹視訊豆豆交友聊天室視訊交友高雄網視訊交友網視訊情人高雄網辣妹聊天室hi5 tv免費成人影片kiss文學區hilive tv免費電影tw18台灣18成人網sogo論壇showlive影音聊天網sex383線上娛樂場plus論壇p2pQQ美美色網sex520免費影片watchshow情色視訊聊天室免費av18禁影片免費ava片線上看免費av18禁做愛視訊免費a片免費視訊-童顏巨乳免費視訊妹妹聊天室免費視訊聊天室免費視訊聊天免費視訊辣妹八國聯軍成人論壇凱渥名模寫真集免費交友聊天室南部人聊天室台北69情色貼圖區台灣kiss色情貼圖台灣成人網嘟嘟情人色網嘟嘟成人聊天室夜未眠成人影城咆嘯小老鼠 成人影片論壇嗆辣妹影音視訊聊天小莉影像館小魔女拍自天堂小老鼠分享論壇小魔女自拍天堂寄情築園小遊戲尋夢園成人視訊聊天室微風 成人論壇微風成人 影片區後宮電影院入口影音視訊交友網巨乳辣妹寫真視訊情色文章情色小站情色圖貼情色典獄長情色交友網情人視訊聊天室成人免費視訊聊天成人聊天室成人話題聊天室成人影城成人情色小說成人影片區搜樂論壇新豆豆聊天室成人交友歐美模特兒寫真曼雪兒免費小說櫻桃不夜城情色論壇本土自拍寫真浪漫月光論壇洪爺免費影城洪爺色情電影一葉晴成人論壇一夜情聊天室上班族1對1視訊亞洲成人圖片區伊利論壇伊莉成人討論區交友聊天室激情成人網愛聊天室亞洲情色視訊交友sexdiy影城aaaaa片俱樂部影片正妹交友ggoo正妹視訊gogokk777視訊俱樂部